México como potencia agroalimentaria

El cultivo de hortalizas de invernadero en México está creciendo a un buen ritmo sostenido, especialmente en comparación con el cultivo en campo abierto.

El crecimiento poblacional diario es de 200 mil personas. La población total en el mundo para el año 2016 será de 9 mil 550 millones de habitantes; por lo que el crecimiento mundial en la producción de alimentos que debemos lograr para alimentar a esa cantidad de gente está entre el 60 y 110%. Actualmente, México participa con el 4% en la producción de alimentos en el mundo (29 millones de toneladas), pero con un enorme potencial de crecimiento.

El cultivo de hortalizas de invernadero en México está creciendo a un buen ritmo sostenido, especialmente en comparación con el cultivo en campo abierto. Las cifras emitidas por el Gobierno Federal Mexicano hablan de 23,500 hectáreas de cultivos protegidos (cultivos bajo invernadero), en todo el país en 2015, una superficie que 15 años antes era de apenas 700 hectáreas. Se tiene una tendencia de crecimiento de alrededor de 1,728 hectáreas por año, con un crecimiento promedio anual del 12% y se cuenta con una infraestructura instalada cuyo valor supera los $3,500 MDD.

Superficie Total de Agricultura Protegida
No. País Superficie (ha) Fuente
1 China 3,300,000 ESA, 2013
2 Corea del Sur 89,541 Ministry of Agriculture, 2012
3 Japón 87,886 MAFF, 2012
4 Turquía 61,776 Turkish Statistical Institute, 2012
5 España 45,700 EuroStat, 2010
6 Italia 39,100 EuroStat, 2010
7 México 21,531 SAGARPA, 2012
8 Holanda 9,820 EuroStat, 2010
9 Francia 9,790 EuroStat, 2007

México se encuentra en el séptimo lugar en superficie protegida y se estima que el 90% de la superficie dedicada a la agricultura protegida a nivel mundial se encuentra en China.

La tendencia de crecimiento en México seguirá aumentando, ya que uno de los factores es que cada vez México está mejor posicionado en el mercado norteamericano. Estados Unidos de Norteamérica recibe el 96% de la producción de hortalizas de invernadero mexicanas, el resto, 4%, se envía a Canadá.

Hace unos años, dos terceras partes de la producción que se vendía a Estados Unidos de Norteamérica eran hortalizas producidas en campo abierto y solo un 30% eran de invernadero. Hoy, la producción es del 50% de cada tipo, siendo esta tendencia un indicador de que los consumidores estadounidenses prefieren cada vez más los cultivos producidos en invernadero.

El 98% de la producción bajo cubierta en México se destina a la horticultura. Siendo solamente 3 cultivos los que ocupan la mayoría de la superficie:

  • Tomate (70%)
  • Pimiento (16%)
  • Pepino (10%)
  • Otros (4%)
    Fuente Sagarpa 2012

Siendo otra tendencia del mercado, las hortalizas orgánicas, un segmento que también viene empujando fuerte, y la demanda insatisfecha de un mercado que consume cada vez más productos saludables.

La producción de hortícolas es una de las economías de más puntaje del sector primario, logrando alojar alrededor de: 240 mil empleos directos, 300 mil indirectos y 10 mil nuevos empleos de forma anual. La modernización es estratégicamente importante para el desarrollo del sector agrícola en México.

La Asociación Mexicana de Horticultura Protegida se ha encargado de agremiar a los mejores productores de hortalizas que utilizan esquemas de protección en sus cultivos, ofreciendo así, productos de excelente calidad mundial durante todo el año. Todas las empresas de esta Asociación poseen certificaciones de inocuidad, seguridad, calidad y responsabilidad social, lo que les da acceso a prácticamente cualquier mercado del mundo. Hay una enorme posibilidad de crecimiento y de expansión a otros mercados, como Europa.

Según un estudio de ProMéxico, se analizaron 71 mercados y, entre otras, se detectaron las siguientes oportunidades:

Tomate:……………………….$336.6 MDD en 23 países.

Pimiento:……………………..$222.4 MDD en 26 países.

Pepino:…………………………$69.3 MDD en 16 países.

Cebollas y Chayotes:…….$306.4 MDD en 31 países.

Espárragos:………………….$12.8MDD en 11 países.

La Asociación Mexicana de Horticultura Protegida acoge a productores de hortalizas bajo algún programa de cultivo protegido, ya sean de alta tecnología, con invernaderos de plástico o cristal y sistemas de calefacción, como en el centro del país, o con menor tecnología (malla sombra, macrotúneles, etc.), como son los del norte del país. La asociación está conformada por más de 200 socios que, en conjunto producen más de 1,100,000 toneladas de hortalizas.

La horticultura protegida es una actividad con un alto grado de especialización y donde hay una escasez de técnicos operadores (growers), es importante impulsar éste tipo de carreras. También apostar por la innovación tecnológica, para así, crecer los ingresos mediante la obtención de mayores rendimientos por hectárea, y que la tecnología ayude también a optimizar procesos y reducir costos.

Por otro lado, se está tratando de impulsar en algunas zonas del país la construcción de los conocidos “agroparques”, que siguen siendo poco populares por razones culturales y de disponibilidad de superficie.

En conclusión, México como potencia agroalimentaria se puede lograr, siempre y cuando se atiendan los retos que se tienen y se solventen las amenazas que nos asechan para así identificar, cuantificar, controlar y minimizar riesgos.