Uso de los programadores de riego

La programación del riego debe responder a dos preguntas básicas: cuándo regar y cuánta agua hay que aportar. La respuesta a la primera pregunta es el intervalo de riegos, que corresponde al de tiempo transcurrido entre dos aportaciones de agua. La cantidad de agua que se debe aportar en cada riego, es la dosis neta de riego.

Los programadores de riego son instrumentos que permiten controlar la apertura o cierre de sectores o válvulas de riego según el planning establecido por el gestor del riego. Además, pueden incorporar contadores de agua, medidores de presión, etc. y almacenar datos.

Los programadores de bajo costo suelen utilizarse principalmente en jardinería. Estos actúan según la variable tiempo o volumen, existiendo diferentes tipos: programador a pilas con válvula incorporada, a pilas con salidas a solenoides “latch”, horario con mandos mecánicos, digital por tiempo con o sin registro de caudal, volumétrico multicable o monocable y programadores modulares.

En espacios verdes de áreas residenciales también se utilizan los programadores de bajo costo conocidos como de “grifo”, con pilas y fácil instalación, si bien con limitadas prestaciones en lo referente a los elementos del riego a controlar. Como contrapartida en instalaciones más complejas se emplean programadores conectados a la red eléctrica que tienen un coste superior, pero permiten almacenar un mayor número de programas, lo que facilita el control sobre zonas con diferentes emisores y/o plantas.

Cuando se pretende programar el riego de varios sectores utilizando rutinas o algoritmos de control más sofisticados (utilizando variables climáticas) debido a que aumenta la complejidad se requiere la utilización de un ordenador para obtener un control óptimo. Los ordenadores de riego que se instalan en los sistemas de riego controlan la distribución y dosificación del riego. Mediante estas herramientas se pueden monitorizar los riegos, configurar los parámetros de riego de forma sencilla, acumular y mostrar histórico de actividades y consumos de la instalación de riego, realizar gráficas del histórico, almacenar históricos de actividades y eventos de la agenda de riego, etc.

Además, existen sistemas que permiten la conexión en red de los ordenadores que componen la explotación, la creación de una intranet o la conexión con Internet para poder recopilar datos de las estaciones agrometeorológicas de los distintos programas de asesoramiento al regante que existen en las diferentes Comunidades Autónomas.

CLASIFICACIÓN DE PROGRAMADORES DE RIEGO

En el mercado existen multitud de programadores y según sus características técnicas se pueden clasificar en los siguientes tipos

  • Programadores de batería con válvula incorporada.
  • Programadores de batería con salidas a solenoides “latch”.
  • Programadores horarios con mandos mecánicos.
  • Programador digital por tiempo con o sin registro de caudal.
  • Programador volumétrico multicable o monocable.
  • Programadores modulares.

CRITERIOS DE SELECCIÓN

Según el diseño del sistema de riego que se pretenda automatizar se selecciona el programador adecuado, siendo necesario prever una posible ampliación de la instalación en relación a los parámetros a controlar. Las características principales del programador a tener presentes son: número de sectores; número de programaciones, duración del ciclo de riego, control del bombeo, detección de averías, control de sondas externas y tensión de alimentación. En el mercado nos encontramos con una amplia gama de modelos de programadores que permiten el control desde un único sector hasta una serie ilimitada de ellos, de igual modo en el número de programaciones (independientes o secuenciales) existen multitud de combinaciones.

Las características de cada instalación y los elementos a controlar, nos dirán el modelo adecuado de programador a elegir.