CARACTERÍSTICAS DE LA ARAÑA ROJA (Tetranychus urticae)

Aunque vulgarmente se la conoce como araña roja, esta especie recibe aproximadamente más de 50 nombres diferentes, siendo araña roja el más habitual.

El nombre científico de esta especie es Tetranychus urticae, y, por lo tanto, no se trata de una araña, si no de un acaro. Esta una plaga cosmopolita, lo cual quiere decir que se puede aclimatar a cualquier territorio o lograr soportar toda clase de condición climática, y muy polifaga esto significa que come gran variedad de cosas, y también que come grandes cantidades de alimento.

Este fitófago es uno de los ácaros más perjudiciales que ataca a numerosos cultivos en todo el mundo, A pesar de su tamaño pequeño, son capaces de causar daños serios en poco tiempo debido a su gran capacidad reproductiva. Ataca a numerosos cultivos, por ejemplo, hortícolas (tomate, pepino, etc.), extensivos (algodón, maíz, etc.), frutales (cítricos, vid, etc.) y ornamentales como el jazmín.

Características de las arañas rojas

Como ya se ha comentado, es un ácaro fitófago con un alto potencial reproductivo, y un ciclo de vida corto, con una capacidad para dispersarse rápidamente.

su nombre de araña roja también lo recibe por su coloración, pudiéndose encontrar ejemplares con un color rojo muy intenso, mientras que otras tienen una tonalidad más anaranjada. Sea cual sea su tonalidad, cuando se disponen a devorar las plantas, se reúnen cientos en un mismo punto, por lo que este color tan particular se hace notar.

Su cuerpo es redondeado, con patas muy pequeñas en comparación del resto de su cuerpo, El cual en su etapa adulta llega a los 0.5 mm. En su tórax se pueden apreciar pequeños puntos de color rojo cobrizo lo cual también se deriva a un nombre común que tiene el cual es araña de dos puntos, cuenta con una característica por la que se la confunde, la cual es que puede tejer telarañas para proteger sus huevos, como también para cazar insectos diminutos.

Existen más de 1,200 especies y varias de ellas son consideradas plagas de suma importancia: la araña roja (Tetranychus urticae) es, por mucho, la especie más importante en invernaderos y en muchos cultivos a campo abierto.

Son ácaros que prefieren un clima seco donde donde se encuentren grandes plantaciones o invernaderos, pues las plantas que ahí crecen serán su sustento.

Temperaturas elevadas y condiciones de baja humedad favorecen el incremento de sus poblaciones que pueden alcanzar niveles perjudiciales y causar graves daños a las plantas hospederas. En climas fríos, este ácaro presenta baja actividad, mientras que, en los países mediterráneos, donde la temperatura es suave, esta araña puede estar activa durante todo el año

No les agradan las áreas húmedas y tampoco se sienten cómodas con la lluvia, por lo que ante este caso buscan refugios en pequeños agujeros de los árboles o zonas altas. evitando épocas o lugares húmedos, Algo muy interesante en esta especie, es que va a cambiar de coloración según la época del año en la que se encuentre, teniendo en verano un color marrón claro con dos grandes manchas redondas de color negro a cada lateral de su abdomen, mientras que es en invierno cuando su cuerpo se torna a un rojo muy intenso. Es por esto, que se les confunde en algunas ocasiones con otras arañas diferentes, pero realmente son el mismo espécimen.

Ciclo biológico

Su ciclo biológico está formado por diferentes estadíos. Varios de huevo, larva, dos estadíos ninfales y el adulto. Es una plaga que avanza muy rápido, y en cuestión de un mes completa todo el ciclo.

La araña roja se reproduce mediante partenogénesis en la que las hembras se desarrollan a partir de huevos fecundados (diploides) y en cambio los machos se desarrollan a partir de huevos no fertilizados (haploides). Cada hembra adulta puede poner unos 100-120 huevos, con una tasa de puesta entre 3 y 5 huevos por día. Los huevos se suelen encontrar en el envés de las hojas. Se reproducen a una velocidad muy alta, por lo que pueden convertirse en una plaga muy rápido.

Alimentación

la araña roja (Tetranychus urticae) es capaz de alimentarse de más de 1000 tipos de plantas y se considera una de las principales plagas agrícolas a nivel mundial, ya que afectan alrededor de 150 cultivos de gran importancia, como lo son el tomate, el pepino, el pimiento, la fresa, el manzano, el maíz o la soya.

Daños                                                                                      

Los daños causados por este acaro son parecidos a los daños causados por trips. Cuando se alimenta inserta sus estiletes desgarra superficialmente los tejidos, vaciándolos y penetrando el aire, lo que les da un aspecto inicialmente blanquecino que posteriormente toma una coloración rojiza. La planta pierde energía tanto por la disminución de la capacidad de fotosíntesis como por el considerable aumento de la transpiración, la consecuencia de esto es que tenga una disminución de fotosíntesis, provocando así la reducción del crecimiento, disminución del tamaño de frutos, y un retraso en la floración. Casi siempre inicia su infestación en la parte media de la planta,  t. urticae puede provocar en los frutos cicatrices características y en consecuencia, pérdida de su valor comercial.