Apoyan a productores mexicanos con Programa Innovación Cebada Sostenible.

0
Share

 

  • HEINEKEN México, John Deere, Syngenta y Yara buscan generar mayor productividad y rentabilidad en la cosecha de cebada, con ayuda de herramientas tecnológicas y capacitación.
  • Con este programa, los agricultores logran mayores ingresos al mejorar la calidad de la cebada con incrementos en el rendimiento anual de sus cosechas de hasta 50%.

 

Ciudad de México a 17 de marzo de 2021.- HEINEKEN México, John Deere, Syngenta y Yara implementan el Programa Innovación Cebada Sostenible (PICES), mediante el que ponen a disposición de los agricultores mexicanos tecnología de última generación y capacitación para impulsar la productividad y rentabilidad de la cebada maltera en el país.

El trabajo conjunto de las cuatro empresas con agricultores se enfoca en aumentar la producción de cebada bajo los tres principios de la sostenibilidad: económico, que busca ser rentable para todos los participantes en la cadena de valor; social, que incluye el acompañamiento en el desarrollo integral de los agricultores; y ambiental, con foco en el uso racional de los recursos.

En conferencia de prensa, Alberto Máynez Gutiérrez, director de abastecimientos de HEINEKEN México; Javier Valdés, director general de Syngenta México y América Latina; Gianni Canneti, director general de Yara México; y Jorge Aldana, manager de ventas de John Deere, destacaron los resultados obtenidos a dos años de su implementación.

“A través de alianzas con otras empresas, como es este caso, buscamos beneficiar a los cientos de productores que forman parte importante de esta cadena de valor. Gracias a este programa, los agricultores logran mayores ingresos al mejorar la productividad y calidad del grano cosechado. Anualmente se han observado incrementos de rendimiento de hasta 50%, lo que permite un desarrollo, económico y social a gran escala en el campo mexicano”.

El proyecto comenzó en 2018 en los estados de Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, con una superficie de mil 500 hectáreas; un año después se triplicó esta cantidad. Durante 2020, aún frente a la emergencia sanitaria del COVID-19, se alcanzaron más de 10 mil hectáreas y para 2021, se buscará llegar a 15 mil hectáreas en las regiones del Altiplano y el Bajío.

Las empresas participantes en esta alianza estratégica ofrecen herramientas digitales de campo —para la nutrición y protección de cultivos, agricultura de conservación y precisión, así como maquinaria agrícola y una oferta comercial preferente— con el objetivo de apoyar a los agricultores.

“Hoy en día, el abastecimiento sostenible y responsable es más importante que nunca. Por ello, apoyamos los medios de subsistencia de agricultores locales y fomentamos los más altos estándares ambientales y sociales”, coincidieron los voceros.  

La cebada es el principal insumo para la elaboración de cerveza, uno de los cinco productos agrícolas que contribuyen significativamente al superávit de la balanza agroalimentaria de México, con ventas de 4 mil 288 millones de pesos, según datos publicados recientemente por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Ante este panorama, la apuesta del Programa Innovación Cebada Sostenible (PICES) es continuar impulsando la compra de cebada nacional y el uso responsable de los recursos para ayudar a los productores de cebada a hacer frente a los nuevos retos que plantea la agricultura.

 

Related Posts