Como el agua de mar se convierte en agua potable

En el año 2025 se estima que la mitad de la población mundial no tendrá acceso a agua potable. Una lamentable situación teniendo en cuenta que dos terceras partes de nuestro planeta están cubiertas por agua. Y ahí es donde la química entra en acción. Hemos desarrollado Sokalan® un anti-incrustante que actúa como dispersante de sales. Esto significa que el equipo que desaliniza el agua puede operar durante más tiempo sin interrupciones, para asegurar que se obtenga la máxima cantidad de agua dulce. Cuando el agua salada puede satisfacer nuestra sed, es porque en BASF, está creando química.  Conoce más

Trabajando por el agua

Los montes Drakensberg proporcionan a Sudáfrica el 40% de sus aguas superficiales. Pero este suministro está seriamente amenazado por la erosión del suelo a causa del sobrepastoreo. Hace unos años, BASF Stiftung puso en marcha un proyecto para el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, con el apoyo de BASF Sudáfrica, para ayudar a las comunidades locales a proteger este suministro de agua. Gracias a esta iniciativa, desarrollaron soluciones a largo plazo para mantener el suministro de agua y controlar su calidad, no sólo mediante financiación, también compartiendo conocimiento.

El suministro de agua de Sudáfrica es frágil. El 50% del agua de este país se obtiene únicamente de un 8% de la superficie terrestre. Lo que significa que cuando este 8% está amenazado, Sudáfrica se enfrenta a un grave problema. Esto es exactamente lo que está sucediendo en los montes Drakensberg, que abastecen el 40% del agua Sudafricana.

La erosión del suelo plantea una grave amenaza para el suministro de agua, no sólo para el área local, sino también para el país en su conjunto. En respuesta a esto, BASF Stiftung se asoció con el  Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente para dar acceso a agua limpia potable a miles de personas.

Al enseñar a las comunidades locales a controlar el pastoreo, a administrar la tierra de manera sostenible, y a construir estructuras que eviten la erosión del suelo, se ha asegurado que el suministro de agua y su calidad se puedan mantener en el futuro.