¿Conoces la papa dulce?

El nombre de este tubérculo viene del náhuatl camotli “raíz comestible!”. Al llegar a México, fue cultivado y utilizado por las culturas mesoamericanas para la elaboración de muchos platillos.

Originario de Centroamérica y Sudamérica, el camote (Ipomoea batatas) es una raíz comestible de sabor muy dulce, cuya cáscara y pulpa varían en color, del blanco al rojizo. Su cultivo se realiza en climas cálidos y es capaz de reproducirse en cualquier tipo de suelos. Se usa con fines culinarios y curativos.

Dentro de la gastronomía mexicana tiene un uso tradicional, especialmente en la elaboración de postres como: helados, pasteles, gelatinas, flanes y pudines. Asimismo, sus propiedades medicinales contribuyen en la prevención de la presión alta, estrés, diabetes, anemia, hemorragias.

El camote comprende variedades de color blanco, naranja, amarrillo, morado, rosa y rojizo. Estas se siembran durante dos épocas, que son: primavera-verano y otoño-invierno.

La producción total nacional asciende a más de 41 mil toneladas, ya que es un vegetal que se cultiva en prácticamente todas las entidades de nuestro país, siendo Michoacán su mayor productor. Cabe agregar que su fuerte productividad y comercialización tienen un gran impacto en el crecimiento económico.