Deficiencia de calcio en tomate y pimiento

0
Share

Esta enfermedad fisiológica, se conoce como «necrosis apical», «Blossom-end rot» ó «peseta» y afecta sobre todo al tomate y pimiento, que puede llegar a causar grandes pérdidas de producción. El calcio es un componente fundamental para el crecimiento de los órganos y en general para el desarrollo de los vegetales.

Los síntomas

Se observan sobre todo en los frutos, en la parte inferior, donde aparece primero una decoloración circular, seguida de una depresión en la piel y se forma una mancha circular oscura.

Las causas de la deficiencia de calcio en los cultivos son varias:
– El caldo se mueve en la planta con el flujo de agua, pero ante una situación de alta temperatura y elevada transpiración, el calcio se moverá hacia las zonas de mayor transpiración (las hojas) y no hacia los frutos, produciendo una deficiencia.
– Al ser un elemento poco móvil dentro de la planta, por lo que un crecimiento excesivamente rápido puede producir deficiencias.
– Como el aporte de calcio a la planta se da junto a la entrada de agua por las raíces, en caso de sequía falta de succión de por raíces.
– La falta de calcio en el suelo es debido a deficiencias de abonado y agotamiento del calcio y/o arrastre del calcio por agua de lluvia o riego (frecuente en cultivos en maceta).

Medidas correctoras

A parte de establecer un programa de riego apropiado que reestablezcan las necesidades hídricas de la planta, es aconsejable aportar calcio al suelo o a las plantas por medio de fertilizantes y enmiendas agrícolas en las que indican su medida de calcio en CaO (óxido de calco o cal). Las formulaciones más usuales son en forma orgánica dentro de estiércoles, en combinación con otros nutrientes como el nitrato cálcico, o de forma simple como el yeso, fertilizantes líquidos con CaO en forma quilatada.
Related Posts