Dinámica del calcio en el suelo

0
Share

El contenido medio de calcio en la corteza terrestre es 3.64%, el quinto elemento más abundante. El contenido en calcio de los diferentes tipos de suelo varía ampliamente dependiendo principalmente de los materiales de origen y del grado en que la meteorización y la lixiviación han influenciado el proceso de edafización. La meteorización de los minerales primarios ricos en calcio depende fundamentalmente de la presencia de hidrogeniones y agentes quelantes, que liberan el calcio de la estructura de los minerales, causando la disolución de los mismos. Igualmente los protones son capaces de desplazar al calcio de sus posiciones en los coloides del suelo, favoreciendo su lixiviación bajo condiciones de clima húmedo (Makeyev y Berkgaut, 1989).

Los agentes quelantes o complejantes que interesan son aquellos que permiten una liberación del calcio pero que sean relativamente lábiles, no sirven quelatos tales comoEDTA-Ca, cuya estabilidad es tan grande que una vez en el interior de la planta permanece indefinidamente en esa forma, siendo el calcio inutilizable para el metabolismo de la planta (Alarcón y col., 1999).

Una sustanciosa cantidad de calcio es adsorbido por los coloides inorgánicos y orgánicos del suelo, siendo usualmente el catión predominante en el complejo de cambio, bien es cierto que dada la fuerza con la que el Ca+2 es retenido por los coloides, sería deseable un porcentaje de ocupación del 70-80% de las posiciones de cambio por calcio, para tener un correcto equilibrio nutricional en la solución del suelo de la que se nutren las raíces (Alarcón, 2005). Recordemos que el orden según la energía de adsorción a los coloides del suelo es Ca+2>Mg+2>K+>Na+. Este calcio cambiable es muy importante para la estructura del suelo, ya que provoca la floculación de los coloides del suelo, mejorando su estructura y estabilidad. La adsorción de los coloides orgánicos y, especialmente, a los ácidos húmicos es específica, de tal forma que éstos se encuentran presentes principalmente como humatos de calcio.

Figura 1 y 2.- Frutos de manzana con síntomas de bitter pit.

La solubilización del carbonato cálcico, como la de otros minerales de calcio, así como la liberación del calcio de cambio depende de los procesos acidificantes del suelo. Es decir, el calcio es solubilizado por acción de los protones. Las fuentes de protones en suelos son CO2 (procedente del agua de lluvia, respiración de los microorganismos, descomposición de la materia orgánica, etc.), nitrificación, azufre, raíces, lluvia ácida, etc.

En el caso de suelos alcalinos, la presencia de hidrogeniones es prácticamente nula, dificultándose estos procesos de liberación del calcio y siendo, por tanto, recomendable utilizar agentes complejantes, potenciar la actividad de raíces, utilizar azufre o cualquier sistema acidificante, etc.

Related Posts