El mercado de los productos orgánicos

0
Share

El mayor problema de la agricultura no es el de producir, sino el de comercializar lo producido, en tanto que EL MERCADO ESTÁ SATURADO. Pero, ¿a qué se debe esta situación?

Ejemplo: Los valores medios relativos a la producción de tomate en invernadero son de 200t/ha, lo que en cajas se traduce en unas 1,400-1,600 cajas/semana, tomando como ejemplo cajas con una capacidad de 6.8kg cada una aproximadamente. Por tanto, en una semana se puede cosechar 9,520 kg de producto. Entonces, si el ciclo consta de 42 semanas, la media de producción ascendería al doble, es decir, a 400 t/ha.

Cada vez son más las hectáreas que se producen bajo invernadero en el país, lo que favorece la producción intensiva de frutas y hortalizas. Consecuentemente, la oferta de este tipo de productos aumenta, mientras la demanda permanece constante, lo que conlleva a una bajada de precios y a la necesidad de diferenciarse frente al resto de productos para poder conseguir mejores precios.

El tomate orgánico en México alcanza un precio 5.84 veces mayor que el tomate convencional.

Para ello, optar por la agricultura orgánica es la opción económicamente más viable en la actualidad, pese a que los insumos en este régimen de producción son más difíciles de conseguir, además de a mayor precio. Al mismo tiempo, la producción en orgánico normalmente es inferior a la obtenida en convencional.

Mercado Mundial y Mexicano de Alimentos Orgánicos

El mercado mundial de productos orgánicos mueve en torno a 87 billones de dólares, de los cuales 45 billones (algo más de la mitad) corresponden a Norteamérica (Datos de 2015). A continuación, en las Tablas 1 y 2 se pueden observar las ventas tanto por continentes como por países.

El mayor mercado de alimentos orgánicos es el de EEUU, seguido por la UE y China (Fuente: The World Organic Agriculture, 2017).

  Por continentes Por países
1 Norteamérica 38.5 EEUU 35.8
2 Latinoamérica 31.0 Alemania 8.6
3 Europa 29.8 Francia 5.5
4 África* 17.0 China 4.7
5 Asia 6.3 Canadá 2.8
6 Oceanía 1.2 UK 2.6
7   Italia 2.3
8 Suiza 2.2
9 Suecia 1.7
10 España 1.5

Tabla 1. – Detalle de las ventas de orgánico en 2015 (millones  €). *Etiopía y Kenia (Fuente: The World Organic Agriculture, 2017)

Se estima que las ventas de productos ecológicos continúen la tendencia al alza que han mostrado desde el año 1999, tal y como muestra su evolución.

  Por continentes Por países
1 Norteamérica 107.7 Suiza 262
2 Europa 36.4 Dinamarca 191
3 Oceanía 27.6 Suecia 177
4 Asia 1.5 Luxemburgo 170
5 Latinoamérica 0.1 Liechtenstein 142
6 África Austria 127
7   EEUU 111
8 Alemania 106
9 Francia 83
10 Canadá 77

Tabla 2. – Detalle del consumo de orgánicos en 2015 (€). (Fuente: The World Organic Agriculture, 2017).

Por otro lado, en cuanto al producto orgánico versus convencional que se comercializa, es Dinamarca el país que introduce un porcentaje mayor de producto orgánico en el mercado si se compara con la aportación de convencional, ya que corresponde al 8.4% de la producción total. El ranking es el siguiente: 1) Dinamarca, 2) Suiza, 3) Luxemburgo, 4) Suecia y 5) Austria. Se deduce por tanto, junto con el análisis de la tabla 2, que es en los países del Norte de Europa donde la concienciación en cuanto al “mundo ECO” es mayor.

En lo referente a la exportación de orgánico, son Holanda, Vietnam y España quienes la lideran. Tal y como se puede observar en la tabla 3, la exportación mexicana de orgánico ocupa el puesto número 7 de este ranking, suponiendo 373 millones de €.

México es uno de los productores de orgánico más importantes del mundo. Sin embargo, de la producción orgánica de México, solamente el 15% de ésta se destina al mercado interno del país, siendo el 85% restante, comercializado principalmente en Estados Unidos y Canadá, Japón y en diferentes países de la Unión Europea. Estos destinos internacionales tienen en común el superávit económico de su población. Debido al pequeño porcentaje de producto ecológico que se comercializa en México, es difícil encontrar comercios en los que se dispensen este tipo de alimentos, ya que suelen ser muy reducidos y muy específicos. De hecho, si se compara el consumo de productos ECO de México frente al del resto de los demás países, es inexistente.

  Exportación
1 Holanda 928
2 Vietnam 817
3 España 778
4 China 467
5 Francia 435
6 Canadá 420
7 México 373
8 India 269
9 Dinamarca 266
10 Sri Lanka 259

Tabla 3. – Detalle de la exportación de orgánicos en 2015 (millones €). (Fuente: The World  Organic Agriculture, 2017).

Por otro lado, de cara al mercado mexicano de orgánicos, es importante saber que el producto orgánico fresco que más se comercializa en EEUU es el tomate. Este hecho supone un importante nicho de mercado para la producción orgánica mexicana, debido a la gran demanda estadounidense, a la cercanía del mercado y al sobreprecio del tomate orgánico, el cual es entre un 20 y un 40% mayor al del tomate convencional. El sobreprecio varía en función del producto y del mercado de destino pero en este mercado, el consumidor final siempre está dispuesto a pagar más por un producto certificado como orgánico.

La tendencia del mercado hacia la comercialización de productos ECO se ha convertido en una gran oportunidad.

En lo relativo al mercado del café orgánico, comentar que actualmente se comercializa en más de 20 países diferentes, siendo sus principales destinos de exportación: EEUU, Alemania, Dinamarca y Holanda.

En la pasada campaña cafetalera, más del 70% de la producción orgánica se exportó a Europa.

Estrategias de Marketing

En México, tal y como en numerosos países, el consumo de productos orgánicos es mínimo. Para favorecer dicho consumo, así como el mercado de este tipo de productos en sí, deben eliminarse una las barreras que frenan el avance de este mercado y tener en cuenta una serie de consideraciones relacionadas con el marketing de este tipo de productos y el sector. Las recomendaciones son las siguientes:

Resolver la escasa gama de productos ECO: Para ello es necesario poner solución a la fragmentación del mercado, ofreciendo una vía de comercialización a todos los productores interesados. De este modo, se conseguirá aumentar el número de referencias orgánicas disponibles para el consumidor. Sin embargo, a la hora de diseñar la cartera de productos ECO, hay que hacerlo favoreciendo la rápida rotación de los mismos, en tanto que al ser productos frescos altamente perecederos, debe evitarse la generación de stocks.

Diferencia entre los precios en convencional y ecológico: La diferencia entre los precios percibidos por estos productos a los agricultores, pueden ascender incluso hasta al 100%. Esto se debe a la dificultad que este régimen de producción implica, junto con las limitaciones en cuanto a manejo de productos, tanto fitosanitarios como fertilizantes, que presenta. Este aspecto se traduce en la generación de un sobreprecio sobre el importe del producto, lo cual también dificulta su compra por parte del consumidor final, ya que estos alimentos llegan a los lineales aproximadamente un 30% más caros que los no certificados.

Disminuir las dificultades relacionadas con el suministro: Se deben buscar proveedores cercanos al mercado de destino, al mismo tiempo que comprometidos con el suministro del producto convenido de manera continua, asegurado siempre el cumplimiento de las normas de calidad establecidas. Una vez asegurado el suministro, se debe fomentar la creación de cadenas de comercialización especializadas en el sector del orgánico. Para ello, puede ser necesaria la creación de un centro logístico para la recepción de mercancía y envío hacia el destino en cuestión.

Difusión de las bondades de los productos ECO: Para fomentar el consumo de los productos orgánicos, es necesario que los consumidores conozcan cuáles son los beneficios, directos (salud humana) e indirectos (sostenibilidad ambiental), derivados del consumo de este tipo de productos. Para ello, es necesario recurrir a campañas de divulgación, publicidad y concienciación de la población.

Related Posts