Elementos de una instalación de riego por goteo

0
Share

Cabezal de riego

Está constituido por los sistemas de impulsión, fertirrigación y filtrado.

Sistema de impulsión

Sólo es necesaria su instalación en el caso en que el agua no llegue a la finca con suficiente presión. Para ello se emplean las bombas de riego, que suelen ser centrífugas, normalmente accionadas por motores eléctricos, o motores de combustión (gasolina o diesel) cuando no se dispone de electricidad.

Sistema de fertirrigación

Mediante este sistema se incorporan y distribuyen a través del agua de riego los abonos, productos fitosanitarios y otros tipos de productos a aportar al cultivo. Aún es común el uso de “abonadoras” o tanques de fertilización, aunque cada vez son más empleados los sistemas que introducen los fertilizantes mediante inyectores venturi o por bombas de inyección e incluso aquéllos en los que la incorporación se realiza aprovechando la aspiración del equipo de impulsión.

a) Los tanques de fertilización o “abonadoras” son depósitos cerrados, metálicos o fabricados a base de fibra. Están unidos a la red principal de riego mediante dos mangueras flexibles con sendas llaves de paso y, a veces, manómetros. Durante la incorporación del abono al tanque, se mantienen cerradas las dos llaves que lo comunican con la red de riego, para impedir el paso del agua a través de éste. Posteriormente se abren las dos llaves de paso y se deja entreabierta la llave situada en la red de riego entre las dos válvulas anteriores para regular la diferencia de presión que obliga al agua a pasar por la “abonadora”, arrastrando los fertilizantes hacia la red. Con este sistema de abonado la concentración de fertilizantes en el agua de riego no es constante a lo largo de tiempo de riego, pero es el más extendido en los invernaderos de la provincia de Almería debido a su bajo costo y fácil manejo.

b) Los sistemas en los que se emplea la inyección generalmente están constituidos por un depósito abierto, donde se prepara la solución de fertilizantes, desde donde se inyecta a la red de riego a una presión superior, mediante una bomba inyectora de pistón o membrana, que puede ser hidráulica o estar accionada por un motor eléctrico o de combustión. Es recomendable la colocación de agitadores, normalmente de inyección de aire (burbujas) o de hélice, para mantener homogénea la disolución y evitar precipitaciones. La inyección de fertilizantes se realiza de forma más constante que en el caso de las abonadoras a lo largo del tiempo de riego.

c) El sistema de aspiración directa consta de un depósito donde se prepara la solución de fertilizantes, que está conectado con el tubo de aspiración de la bomba de riego.

d) Para fertirrigar mediante la programación de inyectores se requieren los siguientes elementos básicos:

-Un programador, con programa para controlar el funcionamiento del equipo.
-Uno o varios depósitos, en los que se preparan las soluciones de abonado.
-Una o varias bombas inyectoras (según sea el número de depósitos), que aspiran las soluciones y las introducen la red de riego.
– Otros elementos colocados en función de la complejidad de la instalación como: contadores de agua con emisor de impulsos, electroválvulas, placa convertidora de señales, medidores de CE y pH, etc.

La dosificación de los abonos se puede realizar de dos formas: teniendo en cuenta el volumen de agua de riego, estableciendo los porcentajes de los distintos depósitos, ó estableciendo un tiempo de inyección. En ambos casos la inyección de los fertilizanteses uniforme a lo largo del tiempo de riego.

e) Los equipos de fertirrigación con venturis sin programadores, presentan la ventaja de no necesitar energía eléctrica o combustible para su funcionamiento, al igual que ocurre con las “abonadoras”.Generalmente constan de:

-Dos o más depósitos para los fertilizantes.
-Igual número de venturis, que succionan la solución de cada uno de los depósitos y la introducen en la red de riego.
-Otros elementos como: mangueras, llaves de regulación, rotámetros, aparatos de medida de pH y CE, etc.

La succión del venturi se produce debido a la alta presión que se origina a la entrada y a la baja presión a la salida y es necesario que se produzca una diferencia de presión mínima de 5 m.c.a. para que tenga lugar la succión.

El control del aporte de fertilizantes puede realizarse teniendo en cuenta las mediciones de pH y CE, actuando sobre las llaves que regulan los venturis, o midiendo los caudales inyectados mediante rotámetros y manipulando las llaves de regulación que están colocadas junto a los rotámetros a la salida de los depósitos. También pueden combinarse ambos sistemas.

f) Los equipos de fertirrigación automáticos controlados por programador permiten un buen control de la fertirrigación y su implantación en los invernaderos ha ido asociada a la de los cultivos sin suelo. Normalmente están constituidos por:

– Un programador.
-Depósitos con soluciones fertilizantes.
-Bombas inyectoras o venturis para la aspiración de las soluciones nutritivas.
-Otros elementos, dependiendo de la complejidad del sistema, como: electroválvulas, sondas para la medida del pH, CE, radiación, etc, contadores de agua, placas convertidoras de señales, etc.
-En ocasiones se dispone de un ordenador que se utiliza para almacenar la información y posteriormente procesarla.

El control del aporte de fertilizantes generalmente se realiza mediante la introducción de unas consignas de pH y CE en el programa de fertirrigación y además pueden establecerse porcentajes de tiempo de inyección para los distintos depósitos.

Sistema de filtrado

El equipo de filtrado es fundamental para evitar posibles obturaciones en el pequeño diámetro del conducto del gotero. Suelen utilizarse filtros de arena, filtros de malla o filtros de anillas y es común que aparezcan a la vez filtros de malla y de anillas en el cabezal de riego y filtros de malla en la red de distribución.

Todos los elementos de este sistema requieren de un mantenimiento periódico, para lo cual es útil colocar manómetros antes y después de éstos, procediendo a la limpieza cuando se rebase una “diferencia de presión máxima aceptable” que normalmente se establece en 5 m.c.a. (metros de columna de agua).

Related Posts