ENFERMEDADES Y PLAGAS DE UN VIÑEDO.

0
Share

Las plagas y enfermedades además de las heladas son uno de los causantes de las pérdidas que ocasionan en un viñedo.

Los hongos pueden anidar en los restos de viejas raíces y dar lugar a infecciones y daños en las jóvenes estacas. En todos los viñedos están presentes también las virosis. El vehículo de transmisión de las virosis a las nuevas estacas lo constituyen las viejas raíces, que pueden permanecer en el terreno perfectamente vivas durante más de un año y una vez muertas dejan residuos dañinos durante bastantes años, especialmente los nematodos que parasitan las raíces. Los nematodos por sí solos ya representan un hecho negativo, porque atacan el aparato radicular de las plantas cuando todavía son jóvenes y poco desarrolladas.

Una buena práctica es la fumigación del terreno. Ésta es obligatoria para las instalaciones de material de propagación, sea la que sea la presencia de nematodos o virosis.

Se usan fumigantes de tipo y fórmula diversa (dicloropropano-dicloropropeno o dibromometano), en forma líquida o granular. Algunos tienen sólo acción nematicida, otros actúan también sobre las plantas, ante todo matando las viejas raíces de la vid y también como fungicidas.

La eficacia nematicida de los tratamientos no es completa; un pequeño porcentaje de nematodos consigue escapar y se reproduce; no obstante, su número es muy reducido durante los primeros años de desarrollo de la vid.

El coste elevado de estos tratamientos y el hecho de que obligan a retrasar la plantación en primavera, y a veces en otoño, hacen que estén poco difundidos.

Enfermedades de un viñedo

Los viñedos son uno de los cultivos mas propensos en tener enfermedades causadas por paracitos que causan infecciones en la planta, y son conocidos como los siguientes:

Mildiu

Esta enfermedad es provocada por un hongo (el Plasmopara vitícola), y se desarrolla en climas cálidos (más de 10 grados) con humedad abundante. El hongo se desarrolla por esporas que hay en el suelo, por lo que solo se transmite cuando las hojas tocan el suelo o cuando una fuerte lluvia salpica las esporas con gotas de agua.

El hongo suele atacar las partes verdes como hojas, tallos y racimo. Es la enfermedad más común en el viñedo y seca el racimo y las hojas provocando hasta el 50% de producción en la viña.

Oidio

La enfermedad se produce por el hongo Uncinula necátor; un hongo originario de América del Norte pero muy extendido en España, debido a que nuestro país tiene unas condiciones excelentes para el crecimiento del hongo, que a diferencia del Mildiu necesita clima muy seco y altas temperaturas.

Produce la necrosis de las partes verdes y de los vayas de los racimos, llegando a producir la pérdida total de la cosecha. También se le llama ceniza porque la hoja y los vayas se cubren de un polvo con aspecto de ceniza.

Botritis

Esta enfermedad también conocida por la podredumbre gris la genera el hongo Botritys Cinerea, y suele ser más letal en los racimos, a los cuales accede por grietas o heridas en las bayas. Se introduce dentro del grano y genera una capa gris alrededor de la uva, llegando a vaciar el contenido de la misma. Es muy letal porque condiciona de manera muy importante la calidad de los mostos.

Yesca

Una enfermedad que afecta al flujo de savia y por tanto a los órganos verdes y la madera. Lo producen los hongos Stereum hirsutum y Phellinus igniarius.

Y se introduce en la planta en la época de poda. El parásito evita el normal flujo de savia, y en las épocas de verano produce la caída de las hojas o su poca utilidad para la fotosíntesis haciendo que las uvas no puedan madurar en condiciones afectando de manera importante a la calidad de los vinos.

Filoxera

Esta enfermedad ha sido la más determinante para la viticultura europea en la historia. La enfermedad la produce un insecto que al depositar sus larvas en las raíces de la vid van infectando el sistema radicular hasta que la destruyen por completo. Esta enfermedad solo afecta a la vitis vinífera que es la vid que produce uvas para vino, pero a la vid americana no apta para vino, no la afecta. Por lo que se injerta la vid apta para vino sobre las raíces de la vid americana.

Plagas de un viñedo

TRIPS (FRANKLINIELLA OCCIDENTALIS)

Son unos insectos muy polífagos. Concretamente, Frankliniella occidentalis provoca muchos daños sobre los racimos y una gran pérdida económica. Los daños se inician cuando la hembra realiza la puesta sobre los elementos florales (bayas en formación). Se producen heridas sobre los frutos que empeoran conforme la baya se agranda. Suelen ser comunes los pardeamientos en la epidermis.

MOSQUITO VERDE (JABOBIASCA LYBICA)

El adulto mide en torno a los 3 mm y es de color verde claro.  La plaga del mosquito verde coloniza en el envés de las hojas de la parra. Los daños que produce sobre la vid ocasionan la desecación de las nerviaciones de las hojas por succión, además, al inyectar saliva tóxica provoca la obstrucción de los vasos conductores y la interrupción de la circulación de la savia.  Los márgenes de las hojas amarillean y con el tiempo se necrosan y se secan. Existe una diferenciación entre uva blanca y uva negra. En la blanca la picadura adquiere un color amarillento. Sin embargo, en la uva negra, las picaduras provocan en la hoja un aspecto de mosaico.

PIRAL (SPARGANOTHIS PILLERIANA)

Esta plaga está formada por orugas de color amarillento y de unos 3 cm de longitud. Tienen movimiento constante y son inquietas. La oruga se alimenta de las hojas jóvenes, atacando seguidamente los racimos jóvenes, que une tejiéndolas con sus telas.

POLILLA DEL RACIMO (LOBESIA BOTRANA Y EUPOECILLA AMBIGUELLA)

En el caso de Eupoecilla, el adulto es una mariposa de entre 13 y 14 mm de envergadura. La oruga es de color rojizo-vinoso con cabeza negra. En Lobesia, el adulto es una mariposa mayor que Eupoecilla, y la oruga tiene un color verde-amarillento y cabeza de color amarillo claro. En España, la más importante es Lobesia botrana.

Los daños que causa la polilla del racimo ocasionan débiles impactos en el cultivo, pero son fuente de entrada de podredumbres de tipo ácidas y bacteriana. Las podredumbres alteran la calidad de los vinos y pueden producir toxicidad en alimentos basados en esta materia prima (Ocratoxina A).

FILOXERA (DACTYLOSPHAERA VITIFOLII)

Se podría considerar a la filoxera de la vid como un pulgón con acción doble. En un ciclo de vida ataca las raíces de la parra, y en otro vive sobre la superficie y ataca las hojas.

Sobre las hojas se producen agallas muy características que se tornan de color rojo. Esto es a consecuencia de la introducción del estilete de la filoxera.

PULGÓN (APHIS GOSSYPII)

Esta clase de pulgón forma colonias tanto en los brotes como en los racimos de uva. El hecho de que coexistan varios colores en dichos pulgones delata que conviven en distintos estados evolutivos, y no que haya diferentes especies conviviendo a la vez.

Es muy polífago y se alimenta de los jugos vegetales. Sobre la piel se producen picaduras que acaban necrosando y deprecian su valor comercial.

Related Posts