Estados Unidos genera incertidumbre al campo mexicano y estadounidense

0
Share

La política pública de Estados Unidos está distorsionando y metiendo incertidumbre a la producción de alimentos de México y ese país, consideró el secretario de Agricultura, José Calzada Rovirosa.

El tema no tiene que ver con los productores de Estados Unidos y menos con los consumidores de Estados Unidos, tiene que ver con políticas públicas que están distorsionando y metiendo incertidumbre a los factores de la producción, no solamente aquí en un principio, sino allá en los Estados Unidos», expresó el secretario.

Ante este escenario, el funcionario comentó que el país ha salido a los mercados internacionales como Brasil y Argentina para buscar proveedores de maíz amarillo, soya y, otros granos que actualmente se importan de Estados Unidos. Así como a encontrar alternativas de exportación para los productos mexicanos como la carne de res.

Si Estados Unidos trata de cambiar políticas públicas que afecten a los productores mexicanos, México tomará determinaciones con respecto a otros proveedores en el mundo».

A decir del funcionario, el costo de la logística no sería significativo para traer granos como maíz amarillo, arroz o soya de distancias lejanas, ya que se importan grandes volúmenes.

La verdad es que como se manejan volúmenes muy grandes, en el traslado de los productos como por ejemplo en el maíz o soya o de arroz u otro producto que pudiera venir de Argentina o de Chile, Vietnam, como son cantidades tan grandes, el costo de transporte no es significativo con respecto al precio final del producto», detalló el titular de Sagarpa.

El funcionario recalcó qué dentro del proceso de aprendizaje se debe perder miedo a las distancias. En este sentido, el funcionario citó de ejemplo que empresas productoras de embutidos del estado de Nuevo León han empezado a importar carne de pavo de otros países diferente a Estados Unidos.

Respecto a las voces que se pronuncian acerca de que el Tratado de Libre Comercio ha beneficiado a un pequeño grupo de productores, el funcionario respondió que este acuerdo ha sido beneficio en el marco general de producción agroalimentaria en el país.

Citó de ejemplo que mientras en 1994, nuestro país exportaba alrededor de 4 mil millones de dólares al mundo, para 2016 la cifra ascendió a 29 mil millones de dólares, lo que significa un cambio sustantivo porque el país no solamente tuvo acceso a más mercados, sino el campo mexicano pasó de la agricultura tradicional a la agricultura especializada. E incluso se incrementaron las hectáreas cultivadas con riego y se invirtió en mecanización y tecnología para poder competir con el mundo, de lo contrario, el sector corría el riesgo de desaparecer.

Related Posts