Jalisco de los primeros en contar con bodegas de lluvia para la producción de alimentos

0
Share

Jalisco es pionero en bodegas de lluvia las cuales son una muestra de tecnología, innovación y cuidado del agua aplicados al campo mexicano, en el estado hay productores que las implementan, pues con una hectárea logran captar líquido para regar hasta cinco hectáreas, lo que significa un aprovechamiento del 500 por ciento.

Héctor Padilla Gutiérrez, titular de la Secretaría de Desarrollo Rural de Jalisco, dijo que con esta innovación se aprovecha el agua de temporal y las lluvias eventuales, con una inversión que va acorde con la superficie agrícola, en el cual se necesita un mantenimiento mínimo y la vida útil de las bodegas es hasta de 25 años.

El líquido que se capta cada temporal propicia mayor rendimiento en las cosechas, de tal manera que la inversión que se hace se recupera con las utilidades que generan, por lo que se trabaja en replicar este modelo en todo el estado, ya que el 85 por ciento de la superficie cultivable corresponde a tierras que dependen del temporal de lluvias.

Lo importante es que el vital elemento no se desperdicie, no se evapore o vaya directamente al mar, como sucede en gran parte del país, además de que el agua de lluvia contiene más nutrientes para los cultivos, ofrece ahorros en energía eléctrica, fortalece el medio ambiente y aumenta la productividad con rendimientos superiores en 15 por ciento en comparación a cultivos regados con agua de pozo.

Por lo anterior, las bodegas de lluvia constituyen una excelente alternativa en la captación del agua pluvial que después se almacena a fin de aprovecharla en el riego de hortalizas, aguacate y maíz, de ahí que se busque generalizar esta técnica que tiene una creciente demanda como herramienta ideal para impulsar a la agricultura.

Related Posts