16/07/2024

Revista InfoAgro México

Toda la agricultura, ahora en tus manos

Potencial benéfico de los residuos del cultivo de berenjena.

Autores: Rodríguez-Miranda, Emilia Saraí, Contreras-Angulo, Laura Aracely

 

El cultivo de berenjena (Solanum melongena L.) en México al final del año 2023 posicionó a nuestro país como decimoctavo productor mundial de esta hortaliza con 91,057 toneladas en 1,710 hectáreas. La berenjena se produce principalmente en los estados de Nayarit, San Luis Potosí y Sinaloa, este último aporta el 71.91 % del total de la producción, siendo el primer productor nacional (Figura 1).

Figura 1. Principales productores nacionales de Solanum melongena L. (SADER, 2024).

 

La berenjena en México es una hortaliza poco consumida, se reporta un consumo per cápita de 178 gramos anual, por lo que su producción es principalmente para exportación (SADER, 2024). El instituto interamericano de cooperación para la agricultura (IICA), detalla los estándares de calidad para la exportación a EE.UU, en la guía proporcionada se establece que el fruto de  berenjena debe estar libre de cicatrices, ralladuras, cortaduras, ablandamiento y no tener algún tipo de daño mecánico. Los frutos de exportación se dividen en 4 tallas, de (300-400 gramos), (400-500 gramos), (500-600 gramos) y (650-700 gramos) (FIRCO, 2018). Debido a estos parámetros de calidad estrictos se generan grandes cantidades de residuos en el campo cuando se cosechan los frutos y durante el proceso de selección en postcosecha (Figura 2 y 3). Actualmente la utilización de los residuos de berenjena ha empezado a tomar relevancia, esto debido a las pérdidas económicas y al impacto ambiental que genera su manejo, por lo que diversos grupos de investigación analizan el potencial de los residuos llamados también biomasa como fuente económica y abundante para obtener sustancias bioactivas (Contreras-Angulo et al., 2022; Mauro et al., 2020; Silva et al., 2021).

Figura 2. Frutos sin cosechar abandonados en el campo al no cumplir con los criterios de calidad requeridos para su comercialización.

Figura 3. Frutos que no cumplen con la talla, uniformidad de color y presentan cicatrices y ralladuras.

 

Compuestos bioactivos con beneficios en la salud, presentes en residuos de berenjena clásica.

El potencial terapéutico de la berenjena está asociado a los compuestos bioactivos presentes en diferentes partes vegetativas de la planta (hojas, tallo y raíz) y de los frutos (cáliz, cascara, pulpa y semillas), que de acuerdo a diversas investigaciones se ha reportado que contienen flavonoides, compuestos fenólicos, glicoalcaloides, esteroides, vitaminas (C, B1, B6, A y K), minerales (sodio, potasio, calcio, magnesio, cobre, zinc y hierro) y alto contenido de fibra, por lo que la berenjena es considerada como una de las hortalizas con mayor contenido nutricional con la capacidad de aportar beneficios a la salud (Niño-Medina et al., 2014).

Dentro de los grupos de compuestos mencionados con potencial bioactivo, los compuestos fenólicos son metabolitos secundarios que sintetizan las plantas en respuesta a diferentes condiciones de estrés ambiental, y se clasifican de acuerdo al número de anillos fenólicos unidos y los grupos unidos a estos (Manach, Scalbert, Morand, Rémésy, & Jiménez, 2004). Estos compuestos tienen alta capacidad antioxidante, es decir ayudan a neutralizar las especies reactivas de oxígeno (ROS), y de esta manera pueden llegar a regular y prevenir diversas enfermedades inflamatorias y crónico degenerativas (Yang, Landau, Huang, & Newmark, 2001).

Dentro de estos compuestos se destaca a el ácido 3-cafeoilquínico, conocido como ácido clorogénico, el cual es uno de los compuestos que se encuentran en abundancia en berenjena y aporta la mayor capacidad antioxidante (Zaro, Chaves, Vicente, & Concellón, 2014). Además del potencial antioxidante, el ácido clorogénico y sus isómeros pueden regular la inflamación, prevenir la diabetes y reducir el colesterol (Huang, Cai, & Zhang, 2009; Ong, Hsu, & Tan, 2013).

Otro grupo de compuestos que prevalecen en la berenjena son las antocianinas, cuya estructura base son antocianidinas (C6-C3-C6) unidas a un azúcar (glucósido). Las antocianinas pertenecen al grupo de los flavonoides un tipo de compuestos fenólicos que dan colores como rojo, azul y morado en los frutos. (Castañeda-Ovando, Pacheco-Hernández, Páez-Hernández, Rodríguez, & Galán-Vidal, 2009).

En cáscara han sido identificadas algunas antocianinas principalmente glucósidos derivados de la delfinidina. Delfinidin-3-( p -cumaroilrutinósido)-5-glucósido o nasunina, la cual es la antocianina acetilada que es abundante en la cáscara y actúa como un potente antioxidante e inhibidor de radicales aniónicos superóxidos (Alighadri, Tabibiazar, Mohammadi, Jahanban-Esfahlan, & Amarowicz, 2024; Noda, Kneyuki, Igarashi, Mori, & Packer, 2000).  Las bioactividades de la nasunina son diversas; se le ha relacionado con la inhibición de la angiogénesis, por lo que evita la formación de vasos sanguíneos, este mecanismo previene la proliferación celular y la metástasis en cáncer, además protege a la células óseas y hepáticas del estrés oxidativo (Casati, Pagani, Braga, Lo Scalzo, & Sibilia, 2016; Matsubara, Kaneyuki, Miyake, & Mori, 2005; Sarka, Kumar, & Gupta, 2020).

Se ha reportado que la berenjena contiene glicoalcaloides, una clase de metabolitos secundarios que contienen nitrógeno en su estructura, estos son los responsables del sabor amargo, y se consideran tóxicos a ciertos niveles. En la berenjena se encuentran distribuidos en diversas partes de la planta y fruto, de los cuales se destaca el estudio de solamargina y solasonina. Los glicoalcaloides no solo son compuestos tóxicos, también pueden ser benéficos a la salud, ya que se les ha relacionado con su capacidad anticancerígena, inhibidora de la acetilcolinesterasa, siendo esta esencial para el tratamiento del alzheimer (Lelario et al., 2019).

Las saponinas son compuestos antinutricionales, cuya estructura básica está formada por grupos agliconas esteroides y triterpenoides con uno o más oligosacáridos. Investigaciones reportan saponinas en el tallo y fruto de berenjena, también se ha demostrado su potencial inhibidor de lipasa pancreática, enzima clave para la degradación de grasas, por lo que su inhibición puede ayudar al control de la obesidad (Contreras-Angulo et al., 2022; Subandi, Zakiyaturrodliyah, Brotosudarmo, & Iop, 2018).

Los efectos benéficos en la salud que proporcionan los residuos de berenjena deben seguir siendo estudiados para la búsqueda de nuevas sustancias bioactivas que ayuden a prevenir enfermedades y poder llegar a establecer dosis efectivas para terapias en distintas enfermedades como cáncer, diabetes, obesidad, entre otras. Así mismo, ayudar en la reducción de la contaminación ambiental al aprovechar los residuos agrícolas dejados en campo.

 

Bibliografía

Alighadri, T., Tabibiazar, M., Mohammadi, M., Jahanban-Esfahlan, A., & Amarowicz, R. (2024). Nasunin, an Amazing Chemical Constituent in Eggplants (Solanum melongena L.): A Review of Its Major Properties and Health-Promoting Effects. ACS Food Science & Technology, 4(1), 16-35. doi:10.1021/acsfoodscitech.3c00582

Casati, L., Pagani, F., Braga, P. C., Lo Scalzo, R., & Sibilia, V. (2016). Nasunin, a new player in the field of osteoblast protection against oxidative stress. Journal of Functional Foods, 23, 474-484. doi:https://doi.org/10.1016/j.jff.2016.03.007

Castañeda-Ovando, A., Pacheco-Hernández, M. d. L., Páez-Hernández, M. E., Rodríguez, J. A., & Galán-Vidal, C. A. (2009). Chemical studies of anthocyanins: A review. Food Chemistry, 113(4), 859-871. doi:https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2008.09.001

Contreras-Angulo, L. A., Moreno-Ulloa, A., Carballo-Castañeda, R. A., León-Felix, J., Romero-Quintana, J. G., Aguilar-Medina, M., . . . Heredia, J. B. (2022). Metabolomic Analysis of Phytochemical Compounds from Agricultural Residues of Eggplant (Solanum melongena L.). Molecules, 27(20), 7013.

FIRCO. (2018). BERENJENA, hortaliza con muchos beneficios y poco consumida en nuestro país. Retrieved from https://www.gob.mx/firco/articulos/berenjena-hortaliza-con-muchos-beneficios-y-poco-consumida-en-nuestro-pais?idiom=es

Huang, W.-Y., Cai, Y.-Z., & Zhang, Y. (2009). Natural Phenolic Compounds From Medicinal Herbs and Dietary Plants: Potential Use for Cancer Prevention. Nutrition and Cancer, 62(1), 1-20. doi:10.1080/01635580903191585

Lelario, F., De Maria, S., Rivelli, A. R., Russo, D., Milella, L., Bufo, S. A., & Scrano, L. (2019). A Complete Survey of Glycoalkaloids Using LC-FTICR-MS and IRMPD in a Commercial Variety and a Local Landrace of Eggplant (Solanum melongena L.) and their Anticholinesterase and Antioxidant Activities. Toxins, 11(4), 230.

Manach, C., Scalbert, A., Morand, C., Rémésy, C., & Jiménez, L. (2004). Polyphenols: food sources and bioavailability. The American Journal of Clinical Nutrition, 79(5), 727-747. doi:https://doi.org/10.1093/ajcn/79.5.727

Matsubara, K., Kaneyuki, T., Miyake, T., & Mori, M. (2005). Antiangiogenic Activity of Nasunin, an Antioxidant Anthocyanin, in Eggplant Peels. Journal of Agricultural and Food Chemistry, 53(16), 6272-6275. doi:10.1021/jf050796r

Mauro, R. P., Agnello, M., Rizzo, V., Graziani, G., Fogliano, V., Leonardi, C., & Giuffrida, F. (2020). Recovery of eggplant field waste as a source of phytochemicals. Scientia Horticulturae, 261, 109023. doi:https://doi.org/10.1016/j.scienta.2019.109023

Niño-Medina, G., Muy-Rangel, D., Gardea-BÉJar, A., GonzÁLez-Aguilar, G., Heredia, B., BÁEz-SaÑUdo, M., . . . VÉLez De La Rocha, R. (2014). Nutritional and Nutraceutical Components of Commercial Eggplant Types Grown in Sinaloa, Mexico. Notulae Botanicae Horti Agrobotanici Cluj-Napoca, 42(2), 538-544. doi:10.15835/nbha4229573

Noda, Y., Kneyuki, T., Igarashi, K., Mori, A., & Packer, L. (2000). Antioxidant activity of nasunin, an anthocyanin in eggplant peels. Toxicology, 148(2), 119-123. doi:https://doi.org/10.1016/S0300-483X(00)00202-X

Ong, K. W., Hsu, A., & Tan, B. K. H. (2013). Anti-diabetic and anti-lipidemic effects of chlorogenic acid are mediated by ampk activation. Biochemical Pharmacology, 85(9), 1341-1351. doi:https://doi.org/10.1016/j.bcp.2013.02.008

SADER. (2024). Destaca México como tercer exportador de berenjena. Retrieved from https://www.gob.mx/agricultura/prensa/destaca-mexico-como-tercer-exportador-de-berenjena-361030?idiom=es

Sarka, J., Kumar, N., & Gupta, P. (2020). Evaluation of hepatoprotective action of <i>Solanum melongena</i> I. peel extract against paracetamol induced liver damage in albino rats. Medical Science, 24(104), 2013-2024.

Silva, G. F. P., Pereira, E., Melgar, B., Stojković, D., Sokovic, M., Calhelha, R. C., . . . Barros, L. (2021). Eggplant Fruit (Solanum melongena L.) and Bio-Residues as a Source of Nutrients, Bioactive Compounds, and Food Colorants, Using Innovative Food Technologies. Applied Sciences, 11(1), 151.

Subandi, Zakiyaturrodliyah, L., Brotosudarmo, T. H. P., & Iop. (2018, Sep 07-08). Saponin from purple eggplant (<i>Solanum melongena</i> L.) and their activity as pancreatic lipase inhibitor. Paper presented at the 13th Annual Joint Conference on Chemistry (JCC), Diponegoro Univ, Chem Dept, Semarang, INDONESIA.

Yang, C. S., Landau, J. M., Huang, M.-T., & Newmark, H. L. (2001). Inhibition of carcinogenesis by dietary polyphenolic compounds Annual review of nutrition, 21(1), 381-406. doi:https://doi.org/10.1146/annurev.nutr.21.1.381

Zaro, M. J., Chaves, A. R., Vicente, A. R., & Concellón, A. (2014). Distribution, stability and fate of phenolic compounds in white and purple eggplants (Solanum melongena L.). Postharvest Biology and Technology, 92, 70-78. doi:https://doi.org/10.1016/j.postharvbio.2014.01.016