Producción de Higo en México

0
Share

Introducción

El cultivo de higo en nuestro país no es de los más importantes si lo comparamos con otros cultivos más reconocidos, cuyas cifras productivas y económicas distan mucho del cultivo en cuestión. Sin embargo, las condiciones que se dan en algunas regiones de México, unidas a las crecientes demandas, tanto norteamericanas como europeas, podrían hacer que la producción de higo mexicano aumentara en los próximos años. Para ello, es preciso mejorar en las técnicas agronómicas, así como en otros aspectos relacionados, tales como investigación, difusión o inversión, entre otros.

Producción mundial

En la actualidad, el cultivo mundial de higo se reparte en torno a unos 54 países (FAOSTAT, 2020), entre los cuales México no figura entre los principales productores. Los países que encabezan dicho ranking internacional, en lo que a producción se refiere, se muestran en la gráfica 1.

Gráfica 1. Principales países productores a nivel mundial. Datos (en toneladas) correspondientes a 2018. Elaboración propia con cifras de FAOSTAT, 2020.

  • Toneladas

Como puede observarse, la mayor parte de la producción mundial se concentra en los países de la cuenca del Mediterráneo, aunque su cultivo también se ha establecido de manera satisfactoria en otras zonas lejanas, tal es el caso de países como EE. UU., Brasil, China, Sudáfrica, Japón o México.

Según datos de FAOSTAT (2020), en el año 2018 la producción mundial de higo superó el millón de toneladas, en la que Turquía se mostró claramente como el principal productor, representando casi el 27 % del valor total. Conjuntamente con Egipto, Marruecos, Argelia e Irán, estos países acumularon prácticamente el 70 % de los higos producidos en el mundo, lo que da una idea clara del potencial que ofrece este grupo en el cultivo de esta fruta.

Del mismo modo que sucede en el aspecto productivo, los mayores exponentes en lo que respecta a la superficie cosechada siguen siendo los mismos países citados anteriormente, aunque es preciso destacar que el orden de importancia cambia en este caso. Los diez más destacados acerca de la superficie de cultivo se exponen en la gráfica 2.

Gráfica 1. Principales países productores a nivel mundial. Datos (en toneladas) correspondientes a 2018. Elaboración propia con cifras de FAOSTAT, 2020.

  • Superficie

En este caso, Marruecos es el país que ofreció un mayor número de hectáreas cultivadas de higo en 2018, seguido de Turquía, Argelia, Irán y Egipto, los cuales muestran igualmente su relevancia a nivel mundial.

De este modo, estamos viendo que un grupo de países destacan claramente en este sector en el ámbito internacional si consideramos de forma separada los parámetros: “producción” y “superficie”. Sin embargo, si se relacionan ambos parámetros, resulta verdaderamente sorprendente cómo la clasificación mundial cambia de forma radical, apareciendo en escena una serie de países que en los gráficos anteriores no figuraban prácticamente (gráfica 3).

Los países con mayores rendimientos están encabezados por Colombia (25 kg·tn-1), seguido de cerca por Uzbekistán (24.7 kg·tn-1). Israel, Chipre y Albania muestran buenos rendimientos, aunque algo inferiores. El resto de países que aparecen, como Japón, Estados Unidos, Yemen, Emiratos Árabes y Brasil superan las 10 toneladas producidas por hectárea, mejorando ampliamente el valor promedio estimado por FAOSTAT para 2018, situado en 6.5 tn·ha-1. Como se observa claramente en la gráfica 3, los países que figuran en ella superan con creces este valor.

Gráfica 3. Rendimientos en el cultivo de higo a nivel mundial. Datos (en tn·ha-1) correspondientes a 2018. Elaboración propia con cifras de FAOSTAT, 2020.

  • Tn/Ha

Cuando se ofrecen datos de rendimiento (tn·ha-1), la ratio “producción/superficie” ya no ofrece valores absolutos sino relativos. Este indicador muestra la capacidad de producir de los cultivos en relación a una unidad de superficie. Por tanto, se trata de un parámetro que puede aportar información interesante acerca de la capacidad productiva de una región, donde pueden intervenir una serie de factores que influyen en el potencial de producción de los cultivos como, por ejemplo, las técnicas agronómicas, la aplicación de la tecnología, el uso de nuevas variedades mejoradas, el empleo de la investigación, etc. Estos factores, sin duda, pueden hacer crecer de manera significativa los valores de rendimiento de un determinado tipo de cultivo.

Producción en México

Se considera que el higo fue introducido en México por los misioneros franciscanos españoles, quienes colocaron diversas plantas en los atrios de las iglesias en algunos estados como Hidalgo, Guanajuato, Morelos, San Luis Potosí o Zacatecas. Actualmente estos árboles se pueden encontrar en la mayoría de los estados del país, ya sea bajo cultivo o creciendo de forma natural.

En 2018, SIAP reportó la presencia del higo de manera comercial en 15 estados, donde Morelos mostró la mayor superficie (516.5 ha), seguido de Baja California Sur, Veracruz, Puebla e Hidalgo. Estos estados contabilizaron de forma conjunta más de 1,200 hectáreas, lo que representa casi el 93 % de la superficie nacional cultivada. Paralelamente, Morelos también fue el estado que ofreció la mayor producción, superando las 3,200 toneladas, aportando casi el doble que Veracruz y el triple que Puebla. Entre estos tres estados produjeron más del 78 % de la producción total del país.

El valor promedio nacional en cuanto a rendimiento para 2018 fue estimado por SIAP en 6.45 toneladas por hectárea. Solamente los seis estados mostrados en la gráfica 4 lograron superar esta cifra.

Gráfica 4. Principales estados productores de higo en México. Datos de rendimiento (en tn·ha-1) correspondientes a 2018. Elaboración propia con cifras de SIAP, 2019.

  • Morelos
  • Hidalgo
  • Jalisco
  • Puebla
  • Zacatecas
  • Verazcruz

Veracruz, con 12.14 tn·ha-1, fue el estado que mostró el mayor rendimiento de una forma clara. Tal y como hacíamos mención en el apartado anterior respecto a la producción mundial, no necesariamente la región que ostenta una mayor superficie de cultivo tiene que ser la que mejor produce. En este caso, podemos ver cómo el estado de Veracruz, a pesar de tener menos hectáreas, obtiene un mayor rendimiento de sus plantaciones de higos.

A lo largo de los últimos años el cultivo de higo en México ha experimentado un creciente interés debido a la demanda nacional e internacional de dicha fruta. Como consecuencia, desde 2017, nuevos estados se han sumado al cultivo comercial del higo, como son Jalisco, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Michoacán, Guanajuato, Colima y Sinaloa.

Otro aspecto importante a considerar es que la higuera es bastante tolerante a la sequía, creciendo de forma de natural en todo el territorio nacional. De hecho, su cultivo a campo abierto se realiza mayormente en condiciones de secano. De este modo, México presenta algunas condiciones ideales para desarrollar y potenciar este cultivo, no sólo climáticas sino también técnicas y agronómicas, como pueden ser por ejemplo la transferencia de tecnologías empleadas en la producción de hortalizas y berries, el empleo de estructuras de cubierta, el ajuste de los manejos intensivos de producción, la aplicación de los datos obtenidos, la inversión en investigación, etc.

La interacción de todos estos factores con las plantaciones puede permitir, de una forma progresiva, incrementar el rendimiento de nuestras higueras, haciéndonos escalar en el ranking internacional, aunque para llegar a alcanzar este objetivo son necesarios muchos esfuerzos en el sector, si bien es cierto que la primera parte del camino ya se está recorriendo.

Publicidad

Related Posts