Producción sustentable de aguacate bajo fertilización mineral

Introducción

México produce un 30 % del aguacate a nivel mundial siendo el principal productor a nivel mundial con una tasa de crecimiento anual en el último sexenio de 8.7 %. Si bien estos son datos muy alentadores para nuestro país, al comparar entre el rendimiento del año 2000 con respecto al 2014 se aprecia un incremento de solo 2.48 % (tasa media anual de 0.19 %), mientras que otros países productores como Indonesia y República Dominicana tuvieron valores de 16.66 y 127 %, respectivamente (FAOStat). Esto se comprueba al observar que México ocupa el cuarto lugar en rendimiento por hectárea a nivel mundial. Indudablemente nos debemos preguntar: ¿A qué se debe esta baja tasa de crecimiento en el rendimiento? Una respuesta común es que por el uso de químicos estamos degradando año tras año los suelos haciéndolo de una manera extractiva y que a la larga nos traerá enormes problemas. Por el contrario, si nutrimos balanceadamente podremos aumentar la producción, reducir la incidencia de agentes abióticos y mejorar la calidad de los frutos. Entonces otra pregunta que sale a la luz es ¿Por qué no nutrimos balanceadamente a la planta a fin de obtener el mayor potencial? Desde Zeolitech® hemos trabajado en diferentes suelos y ambientes recuperando lotes de aguacate Hass y Hass selección Méndez que por un mal manejo de suelo y fertilización estaba siendo inviable el sistema productivo. La fertilización mineral se basa en la utilización de harinas de roca que nos aportan macroelementos y microelementos, produciendo una nutrición balanceada y estable. Dentro de los minerales podemos encontrar la roca fosfórica, leonardita, arcilla roja potásica, magnesita, tierras diatomeas, zeolita, bentonita, sulfato de calcio, dolomita, etc. Las ventajas de fertilización mineral son una mayor retención de humedad, mayor desarrollo de la biología del suelo, menores costos, recuperación y estabilización del pH del suelo, permitiéndonos una mejora de la calidad y rendimiento de los cultivos.

Nuestras experiencias

En el estado de México, puntalmente en el municipio de Tenancingo hemos trabajado con una asociación aguacatera donde en un año de trabajo con la utilización de minerales se pasó de producir 4 t/ha a 8 t/ha (véase Imagen 1). Para obtener estos resultados se utilizó una mezcla mineral llamada Zeofert® que aporta 15 elementos esenciales que requieren las plantas. La dosis fue de 10 kg/árbol/año en arboles de 30 años complementado con aportes de   humus de lombriz.

Imagen 1: Producción de fruta loca en aguacates mineralizados en Tenancingo (Edo. Méx).

De igual modo que en el caso anterior, hemos trabajado en Tepoztlán  (Estado de Morelos) aumentado un 30 % el rendimiento en un año con la utilización de 8 kg/árbol/año de Zeofert® más el agregado de composta en árboles de 12 años de edad. En este caso se mejoró la retención de humedad permitiendo ahorrar agua y aumentar el periodo de cosecha, mientras que también se produjo un ahorro de los costos de producción.

En el estado de Jalisco (Arandas) hemos trabajado sobre cultivos teniéndose excelentes resultados. Los árboles estaban cargados de frutos de muy buen tamaño y sanidad (ver Imagen 2). Por otro lado, en Michoacán la fertilización mineral nos ha permitido tener rendimientos de fruta loca de 2 t en 100 árboles sobre un suelo franco arcillo arenoso (pH 6.3).

Para el control de trips, roña del aguacate (Sphaceloma perseae Jenk) y antracnosis al igual que demás plagas las hemos controlado con DIA-FIX® (Diatomeas), extractos de ajo o neem, caldo sulfocálcico y Bacillus thuringiensis. La mezcla de 2 litros de caldo sulfocálcico con 1 kg de DIA-FIX® cada 200 litros de agua controla roña y antracnosis, mientras que la mezcla de 250 ml de extractos más 1 kg de DIA-FIX® para controlar trips. Estos métodos de control nos ha permitido tener plantas sanas a muy bajos costos.

Imagen 2: Arboles de aguacate mineralizados en Arandas (Jal.)

Conclusión

La fertilización mineral nos ha permitido recuperar suelos y producciones a los largo de México de una manera más económica y sustentable que con la utilización de fertilización tradicional. Los minerales son una excelente fuente de fertilización con rápida disponibilidad y un aporte nutrimental balanceado. Hemos podido controlar plagas y enfermedades de una manera ecológica sin tener riesgo de inducción a la resistencia por parte de las mismas. Es por ello que esta nueva alternativa se deberá tener en cuenta si queremos seguir siendo competitivos ante el mundo.