Producir electricidad en el invernadero, una innovación renovable muy prometedora

0
Share

Un estudio analiza las condiciones para que las placas fotovoltaicas lleguen de forma eficientes a las cubiertas agrícolas

China.- Las energías renovables están revolucionando el mercado mundial de la energía y ofrecen alternativas reales a fuentes tan tradicionales y contaminantes como los hidrocarburos, cuya combustión se relaciona con el cambio climático. En el caso de la energía solar fotovoltaica los avances incluyen áreas de nuevo desarrollo como la recientemente denominada energía agrovoltaica, es decir, la combinación de las buenas prácticas agrícolas con la moderna tecnología solar con el objetivo de producir electricidad de forma limpia, mejorar el uso de los terrenos agrícolas e incluso reducir el consumo de agua.

Una de las aplicaciones recientes en energía agrovoltaica son los invernaderos agrícolas con tejados cubiertos con placas fotovoltaicas. China se ha convertido en uno de los países más avanzados en los proyectos piloto con esta nueva tecnología y poblaciones como Yang Fang, en la provincia de Guizhou, cuentan con espectaculares invernaderos cubiertos de placas solares. China tiene prevista una inversión equivalente a 280 millones de euros en los próximos tres años para alcanzar una potencia instalada de 150 MW en invernaderos con techo fotovoltaico.

El profesor Jinlin Xue, de la Universidad Agraria de Nanjing (China), ha analizado el crecimiento en este sector específico de la energía agrovoltaica y detalla las condiciones necesarias para su desarrollo equilibrado en un artículo publicado (mayo 2017) en la revista especializada Journal of Renewable and Sustainable Energy .

“La energía fotovoltaica ha mostrado un drástico aumento en los últimos años, y los invernaderos fotovoltaicos, como los nuevos modos de generación de energía fotovoltaica distribuida combinada con invernaderos agrícolas, pueden obtener beneficios de la generación de energía fotovoltaica además de los ingresos de las plantaciones agrícolas”, destaca el profesor Jinlin Xue.

El autor de este trabajo ha aplicado nuevos modelos de análisis de costes para calcular las posibilidades reales de la aplicación de la energía fotovoltaica en los invernaderos agrícolas. Hasta ahora, los grandes problemas en esta aplicación han sido el precio de las placas solares y la falta de recursos económicos de los agricultores para invertir en este tipo de invernaderos de producción de electricidad.

“Los resultados muestran que los invernaderos fotovoltaicos con gran capacidad fotovoltaica instalada, que ocupan una gran superficie de terreno, requieren inversiones muy elevadas, que no estás disponibles para los agricultores, ni siquiera para las grandes empresas agrícolas”, indica Jinlin Xue.

El autor detalla las condiciones necesarias para que esta situación cambie en países como China y destaca los beneficios sociales y ambientales que pueden derivarse de esta nueva aplicación de la energía renovable.

Related Posts