18/06/2024

Revista InfoAgro México

Toda la agricultura, ahora en tus manos

Propiedades beneficiosas del café

El café es la bebida más consumida del mundo, siendo muy común tomar una taza nada más levantarnos, con el objetivo de espabilarnos y mantenernos activos para la jornada que nos viene. No obstante, además de este efecto, esta bebida exprés aporta otros muchos beneficios a nuestra salud: digestivos, neuronales, cardiovasculares, analgésicos, diuréticos, antioxidantes, adelgazantes, estimulantes, etc., aunque no se debe olvidar que una ingesta excesiva puede provocar efectos negativos. 

 

Composición nutricional 

El café posee numerosas propiedades para la salud, aunque existen ciertas creencias sobre su valor nutricional que son infundadas como, por ejemplo, que tiene un buen número de calorías, lo que provoca que las personas ganen peso. Por ello, en este apartado se van a describir los distintos componentes de este fruto tropical, tan consumido en el mundo, especialmente en forma de bebida. 

En general, en una cantidad de 100 gramos de café (sin azúcar) se puede encontrar la siguiente composición nutricional: 

  • Aporte calórico: 2.0 kcal (contenido bajo, a pesar de que se piensa lo contrario). 
  • Hidratos de carbono: 0.34 g (escasa presencia de este macronutriente). 
  • Proteínas: 0.1 g (prácticamente ausencia de proteína). 
  • Grasas: 0.0 g (alimento no graso. Tampoco contiene colesterol). 
  • Azúcar: 0.0 g (carente de azúcares, si no se le aporta ningún edulcorante). 
  • Cafeína: 40 mg (este alcaloide es el componente principal del café). 
  • Vitaminas: En su mayoría, del grupo B. 
  • Minerales: Algunos como hierro, calcio, magnesio, fósforo y, sobre todo, potasio.

Se estima que una taza (dependiendo de su tamaño) contiene unos 2 gramos de café, sin añadir ningún tipo de leche ni azúcar, en cuyo caso habría que tener en cuenta la composición de dichos aditivos.  

Las recomendaciones de consumo, siempre en función de la tolerancia del consumidor, rondan las 2 tazas diarias. Según un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), beber hasta 4 tazas de café al día tiene efectos antidepresivos, además de reducir de forma significativa el riesgo de desarrollar diabetes tipo II o de morir de forma prematura. 

 

Propiedades beneficiosas para la salud

El cafeto puede considerarse una planta medicinal, ya que, no solamente sus granos tostados que se consumen como bebida aportan distintas sustancias con propiedades beneficiosas para la salud, sino también otras partes de la planta, como hojas y semillas. Entre éstas, se pueden encontrar alcaloides (destaca la cafeína), metilxantinas (teobromina), ácidos (oxálico, esteárico…), fitoesteroles o aminoácidos (metionina).  

De este modo, algunos de los efectos que puede proporcionar su consumo, en relación directa con sus propiedades (Ding, 2014; Schubert et al., 2017; Román et al., 2019; Kolb et al., 2021; Nehlig, 2022), son:  

– Protege frente al estrés oxidativo, al ser fuente de antioxidantes. Se estima que posee cerca de 30 compuestos con propiedades antioxidantes, entre los que destacan algunos fitoesteroles (stigmasterol, beta-sitosterol o campesterol), el ácido clorogénico y otros flavonoides, que pueden proteger el cuerpo de dicho estrés. Estudios de la Universidad de Pamplona (España), destacan su capacidad antioxidante, que es 10 veces superior a bebidas conocidas con dicho efecto como el té o el vino. 

– Ayuda a prevenir enfermedades degenerativas como el cáncer, según han revelado varios trabajos de investigación. También existen estudios realizados en la Universidad de Hawaii, que concluyen sobre sus efectos de reducción en la enfermedad de Parkinson. 

– Combate los problemas neurológicos y mejora las funciones cerebrales y cognitivas, debido a que la cafeína estimula el sistema nervioso central. Así, cuando llega al cerebro y actúa con la adenosina, puede mejorar aspectos como la actividad mental, el estado de ánimo, la memoria, el aprendizaje, la concentración y la atención. 

– Aporta beneficios cardiovasculares, ya que los antioxidantes ayudan a controlar la presión arterial, así como a reducir la posibilidad de desarrollar enfermedades cardíacas. 

– Previene enfermedades hepáticas. El consumo regular de café está vinculado a un menor riesgo de colangitis esclerosante primaria, una enfermedad autoinmune de los conductos biliares, según reporta un estudio del Kaiser Permanent Medical Care Program de California (Estados Unidos).  

– Tiene efectos analgésicos, especialmente frente a los dolores de cabeza, debido a sus propiedades vasoconstrictoras, que desinflaman los vasos pericraneales, que son los que suelen provocar migraña. En medicina se utiliza la cafeína como potenciador de los efectos analgésicos. 

– Favorece los procesos digestivos, como consecuencia de la estimulación de órganos como el estómago y el hígado, así como el incremento de la secreción de los jugos gástricos y biliares. 

– Presenta un buen efecto diurético, ya que estimula la expulsión de la orina, lo que permite eliminar por este medio las bacterias y las toxinas presentes en el cuerpo. 

– Favorece la disminución de la fiebre, siendo un remedio tradicional antitérmico, debido a la presencia del compuesto betasitosterol.  

– Ayuda a eliminar grasa, porque la cafeína es un acelerador natural del metabolismo, aumentando los niveles de adrenalina en el cuerpo y liberando los ácidos grasos directamente desde el tejido adiposo. Por otro lado, el ácido clorogénico que contiene, reduce la absorción de la glucosa.  

– Disminuye las posibilidades de padecer diabetes tipo II. Un equipo de investigación de la Universidad de California (EE. UU.), reveló que el consumo regular de café aumenta los niveles plasmáticos de la globulina, la cual es la fijadora de las hormonas sexuales del organismo, desempeñando un papel fundamental en el desarrollo de la diabetes tipo II. 

– Posee una capacidad estimulante, es decir, nos mantiene activos y despiertos, debido a la cafeína, lo que supone una inestimable ayuda a la hora de practicar deporte o estar más concentrado en el trabajo, por ejemplo. 

 

Inconvenientes y efectos secundarios 

Como sucede con todo en la vida, el café debe consumirse con moderación porque si su ingesta supera determinados niveles (cada persona tiene una reacción específica), podría dar lugar a consecuencias negativas para el cuerpo. Por ello, se muestran, a continuación, algunos efectos no deseados o recomendaciones de consumo al respecto. En este sentido, se destaca: 

  • No está recomendada su ingesta para mujeres embarazadas, lactantes y/o niños. 
  • Su efecto diurético puede causar cierta deshidratación en el organismo si se abusa del café y no se bebe suficiente líquido. 
  • La cafeína presente en esta bebida puede generar una fuerte dependencia en determinadas personas. 
  • Un abuso del café, unido a una poca tolerancia del organismo al mismo, puede originar problemas digestivos, tales como náuseas, vómitos, acidez, diarreas o estreñimiento.  
  • Si una persona padece algún problema del sistema digestivo, como gastritis o úlcera estomacal, su consumo podría acentuar el dolor y agravar dicho problema. 
  • Puede aumentar el estado nervioso, debido a la liberación de altos niveles de hormonas de estrés en el cuerpo, provocando trastornos como ansiedad, nerviosismo excesivo, intranquilidad y/o insomnio. 
  • A pesar de que este grano no aporta colesterol, sus componentes, como el cafestol y el kahweol, podrían elevar el nivel de éste. 

Después de ver la cantidad de propiedades beneficiosas para el organismo de las personas que consumen café, uno podría pensar que es una bebida milagrosa. Sin embargo, esta bebida causa reacciones adversas a otras. Por tanto, el consumo de la infusión de estos granos tostados es totalmente específico, siendo recomendable adaptarlo, tanto la dosis como la frecuencia, a las sensaciones particulares de cada consumidor.