¿Qué tipo de neumáticos utilizar en maquinaria agrícola?

0
Share

La elección del neumático agrícola no esta exenta de un cierto nivel de conocimientos técnicos, que permitan conjuntar el tipo de suelo en el que se va a trabajar, el tractor a emplear y las labores que se pretenden realizar. A fin de cuentas el neumático es el punto de unión entre el tractor y el terreno, es decir, por medio del neumático se transmite toda la fuerza desarrollada por el tractor al terreno; una mala elección de este puede provocar una importante perdida de potencia, de hay la importancia de su elección.

Lo que se busca principalmente es conseguir una máxima adherencia con una mínima compactación del suelo, lo cual repercutirá en minimizar las perdidas por deslizamiento, la reducción del consumo de combustible, y por consiguiente, que se alargue el tiempo de trabajo.

DESCRIPCIÓN DE LA RUEDA

En la rueda se pueden distinguir dos partes bien diferenciadas: una metálica formada por el disco y la llanta, y otra formada por el neumático propiamente dicho, que consta de cubierta, y en algunos casos cámara.

El disco se puede considerar como la unión entre la transmisión y el neumático; va unido mediante tornillos al cubo o brida de la rueda (último elemento de la transmisión previo a la rueda). En la periferia del disco nos encontramos con la llanta; se trata de un cilindro metálico, que por un lado se fija al disco y por el otro permite el anclaje del neumático, para facilitar la operación de montaje y desmontaje de la cubierta, la llanta tiene forma hundida en su parte central.

La cámara es un tubo tórico cerrado de caucho flexible y de baja porosidad, con el fin de mantener confinado el aire a presión en su interior. Como se ha indicado previamente la cámara puede o no existir. Unida a ésta se encuentra la válvula de inflado. Por último y rodeando al la cámara se encuentra la cubierta, debido a su importancia, en el siguiente punto se describen sus componentes.

ELEMENTOS DE LA CUBIERTA

La cubierta consta de los siguientes elementos:

– Estructura, formada por una serie de capas y flexibles al mismo tiempo, de tejidos que en un principio fueron de algodón y que actualmente son de hilos metálicos llamados lonas, la resistencia de dichas capas viene expresado por el “Ply Rating” o PR y da una idea de las cargas que puede soportar el neumático; suele variar entre 2 y 10.

– Recubrimiento, se encarga de proteger a la estructura por medio de una envoltura de caucho vulcanizado duro.

– Banda de rodadura, se trata de la zona de contacto entre el neumático y el terreno, en ella se encuentran los nervios, garras o talones encargados de evitar el deslizamiento, la forma de dichos talones es fundamental. Si las garras se encontrasen de forma paralela al eje de la rueda, esta obtendría la mayor tracción posible, pero al cabo de unas pocas vueltas el espacio entre garras se llenaría de tierra y empezarían a patinar las ruedas. El otro extremo es el caso de las garras en posición perpendicular al eje de la rueda; la tierra seria evacuada inmediatamente, pero la capacidad de tracción del neumático sería extremadamente baja. Por todo ello se ha llegado a una solución de compromiso, situando las garras entre ambas posiciones, es decir formando aproximadamente 45º con el eje de la rueda, si bien existen variaciones de una marca a otra.

– Talones o pestañas, son los encargados de fijar el neumático a la llanta. También sirven de principio y fin para la fijación de las lonas, para lo cual tienen en su interior un alambre que les da rigidez.

DIMENSIONES DE UN NEUMÁTICO

Vienen dadas por la anchura nominal B y el diámetro de la llanta D, expresados en pulgadas (1’’=2,54 cm), en la forma B-D. Los fabricantes aportan tablas donde se expresan distinta características:

– Denominación del neumático: B-D
– PR
– Radio sin carga: se trata del radio del neumático hinchado y sin soportar carga.
– Radio con carga: es el que se obtiene el soportar el neumático su capacidad de carga a la presión de 0,8 bar.
– Radio índice: se trata de un valor normalizado utilizado para distintos cálculos.
– Capacidad de carga en función de distintas velocidades máximas y presiones de inflado: se trata del peso que puede soportar para una presión dada y un peso establecido (Tabla 2).

TIPOS DE NEUMÁTICOS

Existen dos tipos de neumáticos para tractores agrícolas, en función de la disposición de las lonas de la estructura, a saber:

– Diagonales o convencionales, formados por capas con hilos orientados entre 40 y 45º con respecto al plano medio del neumático. Este tipo de cubierta presenta igual resistencia en toda la banda de apoyo, teniendo una relación altura/anchura de balón superior al 85 %. Presentan una menor superficie de apoyo y sus presiones de inflado se sitúan por encima de 0.7 – 0.8 bar.

– Radiales o de bajo perfil, constituidos por capas con hilos de acero dispuestos perpendicularmente al plano del neumático tendidos de un talón a otro. Se da una relación altura/anchura de balón de entre el 65 y el 75 %. También provoca que la banda de rodadura quede totalmente rígida con una gran flexibilidad en los flancos, debido a esta característica, la resistencia al avance es menor en este tipo de neumáticos, así como la compactación inducida en el terreno.

Existen algunos neumáticos como los serie 70 de Pirelli que presentan una relación altura/anchura de balón especialmente baja, consiguiéndose una mayor superficie de contacto, lo cual provoca un aumento de la adherencia y una menor compactación del suelo.

Tabla 3: CÓDIGO DE VELOCIDAD
Códigos A1 A2 A3 A4 A5 A6 A7 A8 B C D E F G
Velocidad (km/h) 5 10 15 20 25 30 35 40 50 60 65 70 80 90

 

NOMENCLATURA

Anteriormente en el apartado dimensiones de un neumático se ha indicado la forma más usual de designar a éste; a continuación se analizan todos los elementos que caracterizan un neumático de acuerdo con las normas internacionales.

– Anchura nominal (B): es la anchura entre flancos del neumático inflado sin apoyar, en pulgadas.

– Diámetro de la llanta (D): es la distancia entre los resaltes de la llanta donde van apoyados los talones del neumático, en pulgadas.

– Radio sin carga (R): es la mitad de la distancia entre los extremos del balón cuando el neumático está inflado y no cargado.

– Radio con carga (R’): es la distancia entre el centro del disco y el extremo del balón cuando el neumático está inflado y cargado.

– Relación de forma: como ya se ha indicado, es la relación entre la altura y la anchura del balón, en función de esta característica se puede establecer la siguiente clasificación: normal o estándar (relación de forma » 100%), base ancha o de bajo perfil (75 – 85 %), base extra ancha (60 –70 %).

– Características dimensionales: además de la forma de designación B-D en pulgadas pueden utilizarse otras formas diferentes, veámoslas con unos ejemplos:

– 16.9 R 34 6 PR: 16.9, anchura de balón en pulgadas; R, radial; 34, diámetro de la llanta en pulgadas; 6 PR, índice de resistencia, por lo general aparece solo en los neumáticos diagonales, en los radiales se suele usar el índice de carga.

– 520/70 R 38 (20.8/70 R 38) * 150 A8: 520, anchura de balón en mm; 70, relación de forma; R, radial; 38, diámetro de la llanta en pulgadas; (20.8/70 R 38), forma antigua de designación; *, presión de funcionamiento; 150, índice de carga que representa la capacidad de carga, sustituye al índice de resistencia PR; A8, código de velocidad: velocidad máxima recomendada para el neumático en relación con la carga que soporta (Tabla 3).

– MICHELIN 710/75 R 34 X M28 168 A8 165 B Tubeless Radial Þ: MICHELIN, marca del fabricante; 710, anchura del balón en mm; 75, relación de forma; R, radial; 34, diámetro de la llanta en pulgadas; X, Radial Michelin X ®; M 28, tipo de estructura; 168 A8, índice de capacidad de carga para una velocidad A8; 165 B, índice de capacidad de carga para una velocidad B; Tubeless, neumático sin cámara; Radial, tipo estructura; Þ, sentido correcto de la rotación del neumático.

– Pirelli TM 800 600/65 R 38 157 A8 154 B Tubeless Þ: Pirrelli, nombre del productor; TM 800, nombre de la banda de rodaje; 600, ancho de balón en mm; 65, relación de forma; R, radial; 38, diámetro de la llanta en pulgadas; 157 A8, índice de capacidad de carga para una velocidad A8; 154 B, índice de capacidad de carga para una velocidad B; Tubeless, neumático sin cámara; Þ, la flecha indica el sentido de rotación del neumático con el vehículo en condiciones normales de marcha.

¿QUÉ NEUMÁTICO ELEGIR?

Lo primero que se debe hacer es un inventario completo de las labores a realizar. Si el transporte por carretera es la principal actividad, será de mayor utilidad una cubierta dispuesta con los nervios según un ángulo más agudo, ya que se mejora la comodidad de la conducción y alarga la duración del neumático. Si el suelo es muy duro, se elegirán cubiertas dotadas de gran resistencia mecánica. Incluso los distintos tipos de labor condicionan la anchura máxima admisible. Por último se podrán fijar las condiciones de presión sobre el suelo y presión de inflado.

El reparto de cargas es otro factor a tener en cuenta. A una velocidad comprendida entre 5 y 6 km/h, arando, para utilizar toda la potencia del motor, los neumáticos de las ruedas motrices deben soportar una carga de 80 kg/kW aproximadamente. Esto nos da una idea de la carga total que se debe prever en función de la potencia. Esta carga se debe repartir entre los neumáticos, teniendo en cuenta en el caso de cuatro ruedas motrices el reparto de cargas por ejes.

PRESION DE INFLADO

Todos los neumáticos están concebidos para ser utilizados en una gama de presiones perfectamente definida, que se debe respetar. El conocimiento de la carga por neumático permite seleccionar el equipo ideal en función de sus características y de la presión que se puede aceptar por parte del suelo. En líneas generales se pueden describir dos niveles de presión: baja para las labores del campo, y alta para el transporte en carretera; sin embargo estos valores deben ser fijados teniendo en cuenta todos los factores hasta el momento expuestos.

NORMAS GENERALES DE USO

Durante la vida útil de un neumático conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones para su mejor conservación:

– Adecuar la presión de inflado a la carga y al tipo de labor. Una presión excesiva provoca el desgaste de la banda de rodadura por su parte central, una presión insuficiente provoca el desgaste de la zona exterior de la banda de rodadura. Obvia decir que las presiones se han de comprobar periódicamente, y con los neumáticos fríos.

– En el montaje de ruedas gemelas acoplar neumáticos del mismo modelo, con la misma circunferencia y el mismo nivel de desgaste. Así se evitara la diferencia de tracción entre ambos y que uno trabajes más que otro y se desgaste antes.

– Examinar periódicamente el exterior de la cubierta en busca de anomalías.

– Evitar sobrecargas, tanto totales como localizadas.

– Impedir el contacto de la cubierta con productos y disolventes derivados del petróleo.

– En caso de tractores de doble tracción, cuando esta no sea necesaria para el trabajo, desconectarla, para evitar problemas de patinamiento y desgaste de las ruedas del eje delantero, especialmente en las travesías sobre asfalto.

– Cuando se practique el hidroinflado, no olvidar añadir algún tipo de líquido anticongelante.

 

Related Posts