Revestimiento comestible permite que los aguacates permanezcan maduros durante el doble de tiempo.

0
Share

La formulación del revestimiento sin sabor se puede modificar para fresas, mangos, manzanas, plátanos y espárragos.

Los aguacates que permaneces maduros durante el doble de lo habitual gracias a una barrera comestible hechas de materiales vegetales ese vendiera en los Estados Unidos de Norteamérica por primera vez esta semana.

El revestimiento insípido, desarrollado por la compañía de Santa Barbara Apeel Science, controla los dos principales factores que hacen que los productos frescos se vuelvan malos: la velocidad con la que el agua escapa de la superficie de las frutas y verduras y la velocidad a la que entra el oxigeno. Esto permite que los productos tratados permanezcan frescos por más tiempo.

“Estamos creando un microclima optimizado que puede duplicar la vida util (de la fruta)”, dijo James Rogers, CEO de Apeel Sciences. “El aguacate promedio podría estar maduro durante 2-3 días. La nuestra permanecerá madura durante 4-6 días”.

Apeel espera que su tecnología también pueda reducir la cantidad de frutas y verduras que los minoristas y los consumidores eliminan debido al deterioro. Los estadounidenses tiran en promedio 181 kilos de alimentos por persona, lo que le cuesta a un hogar de 4 personas al rededor de $20,000 pesos por año.

Aún que Apeel esta comenzando con los aguacates, la formulación de recubrimiento se puede modificar para crear condiciones optimas para otros productos frescos, como fresas, mangos, manzanas, plátanos, fortunella y espárragos.

Los aguacates eran una prioridad debido a su ventana notoriamente fugaz de madurez perfecta y precio relativamente alto.

«Todos tienen una experiencia de cortar un aguacate y descubrir que ya paso su apogeo”, dijo Rogers. “Es una reacción visceral cuando haz gastado dinero en algo que termina en la basura”.

A partir de esta semana, los aguacates tratados con Apeel, cultivados por Del Rey Avocado, con sede en California, estarán disponibles en las tiendas Costco y Harp Foods en el medio oeste, antes de desplegarse en Estados Unidos de Norteamérica.

Rogres dice en California, en donde se producen muchas frutas y verduras, es más fácil encontrar productos frescos de buena calidad en el mercado.

“Cuando vas a otro lado ademas de California, la calidad de los productos frescos sufre”, dijo y señalo que la calidad se degrada cuanto más tiempo lleva transportar el producto.

“Disminuimos la velocidad a la que el reloj corre”.

El revestimiento de Apeel esta hecho de lípidos de origen natural extraídos de desechos de frutas o vegetales descartados, como tomates, uvas y semillas desperdiciadas. Estos lípidos se convierten en un polvo que se pueden reconstituido en agua para crear un baño o aerosol.

“La naturaleza ha estado resolviendo estos problemas durante millones de años” dijo Roger, “vemos como la naturaleza se ha estado protegiendo durante años y copia esas soluciones”.

El recubrimiento también puede prolongar la vida útil de los productos de los países en desarrollo donde la refrigeración no esta ampliamente disponible en toda la cadena de suministro, lo que explica por que la compañía lanzo en 2012 con fondos de la fundación Bill y Melinda Gates. La compañía a llevado a cabo pruebas piloto en Nigeria y Kenia, en el tratamiento de raíz de mandioca y mangos.

“Nuestra tecnologia permite a los pequeños agricultores obtener sus productos desde el lugar en donde se cultivan en su granja hasta los centros urbanos, donde pueden ganar el valor económico asociado con lo que están produciendo”, dijo Rogers.

Apeel no es la primera compañía en abordar el flagelo del aguacate blando. En 2016, una empresa Australiana lanzo lo que describió como una “maquina del tiempo del aguacate”, que desacelero el proceso dorado de la fruta al “apagar”la enzima responsable del oscurecimiento utilizando las fluctuaciones de presión generadas por el vapor.

Calavo, un distribuidor de aguacate con sede en California, utiliza un artilugio llamado ProRipe VIP que mide cuan maduras están las frutas “escuchándolas”. La maquina toca el lado del aguacate y luego utiliza sensores para medir la respuesta acústica, es decir la forma en que la fruta vibra. Esto indica firmeza frescura general y permite a Calavo determinar la madurez de la fruta difícil de juzgar.

Related Posts