Sanidad Vegetal.

0
Share

La sanidad vegetal tiene como prioridad la conservación y monitoreo de la salud del ecosistema enfocándose especialmente en plantas. Así mismo se aplica un control de todo tipo de plagas y la patología de las plantas. Existen campañas fitosanitarias para recopilar información sobre la presencia y ausencia de plagas con el objetivo de que los cultivos y el suelo no se vean afectado causando enfermedades.

 

Actualmente existen apoyos de capacitación por parte de gobiernos estatales y organismos de sanidad vegetal que brindan a los productores asesorías para la prevención y métodos de combate para plagas que afectan a los cultivos con la finalidad de producir alimentos más seguros para la sociedad.

 

El cambio climático es un factor que afecta a los cultivos, ya que trae consigo riesgos asociados a plagas, enfermedades ausentes al territorio y el surgimiento de otras enfermedades ya erradicadas.

 

“Según la FAO cada año se pierde un 40 por ciento de los cultivos alimentarios del mundo debido a las plagas. ​

Se estima que la producción agrícola debe aumentar en aproximadamente un 60% en 2050 para alimentar a una población más numerosa.

Con el aumento exponencial del comercio y los viajes internacionales, el riesgo de propagación de plagas y enfermedades de las plantas a nuevas áreas geográficas es más elevado que nunca.”

 

Las plagas de plantas son responsables de la pérdida de hasta el 40% de los cultivos de alimentos a escala mundial y de perdidas comerciales en productos agrícolas superiores a 220 000 millones de USD al año. (Gobierno de México, Sanidad vegetal, 2020). La humedad es lo que favorece el desarrollo de las plagas como en los residuos sobre la superficie del suelo es un factor que influye en el alojamiento de insectos, bacterias y hongos. Es por eso que es de suma importancia poner atención  para evitar que la presencia de estas plagas arruinen los cultivos en el cual logren limitar la disponibilidad de alimentos y materias primas.

 

Las plagas: una amenaza al sistema alimentario.

Las plagas y enfermedades transfronterizas de las plantas afectan a los cultivos alimentarios, lo que causa pérdidas significativas a los agricultores y amenaza lo que técnicamente se conoce como la seguridad alimentaria, es decir nuestro acceso a los alimentos de una forma estable

 

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la propagación de estas pestes ha aumentado drásticamente en los últimos años. La globalización, el comercio y el cambio climático, así como la menor capacidad de recuperación de los sistemas de producción debido a la intensificación de la agricultura durante años contribuyen a ello.

 

Estas enfermedades vegetales pueden propagarse fácilmente a varios países y alcanzar dimensiones de epidemia. Los brotes y los recrudecimientos pueden provocar pérdidas enormes de cultivos y pastos, poniendo en peligro los medios de vida de los agricultores vulnerables y la seguridad alimentaria y nutricional de millones de personas cada vez.

 

Las langostas, las orugas, las moscas de la fruta, la roya del trigo y las enfermedades del banano y de la mandioca son algunas de las plagas y enfermedades transfronterizas de las plantas más destructivas.

 

Las plagas y enfermedades de las plantas se propagan principalmente de tres maneras:

 

El comercio o los movimientos migratorios de las personas.

Los factores ambientales y meteorológicos como el viento.

Los insectos u otros patógenos transmitidos por vectores.

 

Fuentes:

fao.com

noticiasonu.com

 

 

Related Posts