USO EFICIENTE DEL SILICIO EN UN CULTIVO.

¿Qué es?

El silicio es un elemento químico metaloide, numero atómico 14 y situado en el grupo 14 de la tabla periódica de los elementos. Sus propiedades son intermedias entre las del carbono y el germanio es el segundo elemento más abundante en la corteza terrestre (25,7 % en peso)2 después del oxígeno. Se presenta en forma amorfa y cristalizada; el primero es un polvo parduzco, más activo que la variante cristalina, que se presenta en octaedros de color azul grisáceo y brillo metálico.

Es un elemento no esencial para las plantas no obstante su absorción puede ocasionar efectos benéficos para algunos cultivos, como la resistencia a plagas. pesar de eso, su absorción puede ocasionar efectos benéficos para algunos cultivos como son resistencia a plagas, tolerancia a la toxicidad por metales pesados, al estrés hídrico y salino, menor evapotranspiración, promoción del crecimiento y nodulación en leguminosas, efecto en la actividad de las enzimas y en la composición mineral, mejoría de la arquitectura de las plantas, reducción del encamado de las plantas y por consiguiente aumento de la tasa fotosintética.

En la actualidad, la información existente sobre los beneficios del silicio (Si) en agricultura es cada vez mayor (Urrestarazu et al., 2016). Especialmente, su significativa utilidad a la hora de paliar situaciones de estrés (Xia et al., 2018). También su contribución en el metabolismo para la formación de tricomas y fitolitos como defensa y fortalecimiento (Ferrón-Carrillo et al., 2019). Además de suponer una ayuda en el retraso de la aparición de nuevas sequías consecuencia de un creciente calentamiento global.

Efecto del silicio en la agricultura

Los trabajos más antiguos del efecto del silicio sobre plagas agrícolas se enfocaron en el cultivo del arroz (Oryza sativa L.). La resistencia de las plantas al perforador del tallo, Chilo supressalis (Walker) (Lepidóptera: Pyralidae), fue positivamente correlacionada con el tenor de silicio, determinado en 20 variedades de arroz. Se concluyo que, en las variedades con alto tenor de silicio, fue encontrada una alta correlación lineal negativa entre la sobrevivencia de las larvas y el porcentaje de silicio encontrado en las plantas. Para plagas del arroz como delfácidos, thrips y la mosca de la agalla, una aplicación de silicio contribuyó a la reducción de las poblaciones de estos insectos

La resistencia de las plantas a las plagas puede aumentar o disminuir por el efecto de la nutrición mineral sobre las estructuras anatómicas como, por ejemplo, células epidérmicas y cutículas más finas, pared celular con menor grado de salificación, suberización y lignificación. Además de esto, la nutrición puede afectar las propiedades bioquímicas como la reducción de compuestos fenólicos que actúan como inhibidores del desarrollo de plagas o la acumulación de compuestos orgánicos de bajo peso molecular (glucosa, sacarosa y aminoácidos) resultado de la mayor actividad de enzimas descomponedores como amilasa, celulasa, proteasa y carbohidrasa que se presenta comúnmente con la deficiencia de K.

Aplicación del silicio al cultivo

Considerando tener un mejor rendimiento y una agricultura más sostenible resulta de notable interés la capacidad que otorga el silicio a los cultivos de usar mejor los recursos disponibles, debido a que eso nos permite un menor aporte de fertilizantes y por lo tanto menores emisiones a la naturaleza. Se conoce que las aplicaciones foliares de silicio en los cultivos producen una respuesta notablemente más rápida que de la forma radical a través de la fertiirrigación, a pesar de esto, las aplicaciones foliares dan una respuesta a los mismos patrones de comportamiento que en el caso de ser aplicado el silicio por fertirriego en la parte radical de las plantas.

En el caso de incrementar la resistencia al ataque de insectos, el papel del silicio ha sido atribuido en parte a su acumulación y polimerización en las paredes celulares, lo cual constituye una barrera mecánica contra el ataque; aun cuando, se ha demostrado que el tratamiento de las plantas con Si trae como consecuencia cambios bioquímicos, como la acumulación de compuestos fenólicos, lignina y fitoalexinas.En plantas como la calabaza (Cucurbita sp.), la avena (Avena sativa L.) y el sorgo (Sorghum bicolor L. Moench) se ha observado que la aplicación de este trae como consecuencia un aumento en la síntesis de las enzimas peroxidasa, polifenoloxidasa, glucanasa y quitinasa; las cuales están relacionadas con un incremento en la producción de quinonas que tienen propiedades antibióticas, favorecen la mayor lignificación de los tejidos, la disminución en la calidad nutricional y la digestibilidad, todo lo cual genera, consecuentemente, un decrecimiento en la preferencia de los insectos por las plantas

Últimos estudios de silicio.

En los últimos 10 años se ha estado aplicando silicio en los forestales con vistas a conocer si éste confiere resistencia a las plagas de insectos. En un estudio realizado utilizando agrosilício , se evaluó el efecto de la aplicación del elemento sobre el desarrollo biológico de Glycaspis brimblecombei (Moore) (Hemíptera: Psyllidae) en Eucalyptus camaldulensis (Dehn.)D. Su aplicación de causó una mayor mortalidad de las ninfas del insecto, reduciendo considerablemente su población.

En otro estudio realizado en Pinus taeda L. el cual tuvo como objetivo evaluar el efecto de la aplicación de silicio (ácido silícico) sobre los parámetros biológicos y morfométricos de Cinara atlantica (Wilson) (Hemíptera: Aphididae) se pudo determinar que la aplicación del ácido silícico provocaba la disminución del número de ninfas/hembra con respecto al testigo. En relación con la morfometría, de los quince caracteres evaluados, pudo verificarse que el ancho de la cabeza y el largo total de la antena de C. Atlántica, diferían para los ejemplares desarrollados en plantas tratadas con Si con respecto a los mantenidos sobre el testigo.

Productos comerciales de silicio y su aplicación

La presentación en el que se presenta el producto podría influir en su absorción por el cultivo, dependiendo de las labores que han de realizarse para facilitar la toma de este por la planta, por ejemplo, a la hora de aplicar una formulación en formato sólido, deberemos hacer cuenta de que el emisor pueda disolver adecuadamente con el fertirriego el producto y evitar la obturación de este.

Este elemento refuerza las paredes celulares, mejorando la resistencia mecánica. El Silicio depositado en capas protectoras bajo la epidermis no hace que esta sea más dura, pero la hace mucho más homogénea.

Gracias a la aplicación de silicio en la disolución nutritiva, la epidermis no presenta micro fisuras y evita entonces el establecimiento de enfermedades criptogámicas, además reduce la evapotranspiración y permite así, por ejemplo, a los frutos del cultivo tener una mayor calidad y vida postcosecha.