Beneficios y propiedades de la uva

0
Share

Introducción

Como todo el mundo sabe, las uvas son las frutas que se obtienen de la vid, aunque no serán tan conocidos los numerosos beneficios que su consumo aporta a la salud.  Por tanto, siempre que sea posible y sin abusar de su ingesta, nos ayudará a mejorar el estado y la salud de nuestro organismo. En este artículo vamos a relatar las excelentes propiedades de esta fruta, así como los beneficios que nos reporta.

Publicidad

Publicidad

Descripción y Composición

Esta fruta de pequeño tamaño, la cual crece en racimos apretados, se caracteriza por su sabor dulce y agradable. Dependiendo del tipo y de la variedad pueden mostrar diferentes colores, donde las negras y amarillas resultan las más comunes, aunque también podemos encontrarlas marrones, anaranjadas, doradas, moradas o blancas, en función también de su evolución y desarrollo.

Las uvas pueden comerse solas, en estado fresco, resultando muy jugosas. Es recomendable consumirlas frescas, en el momento de su compra, manteniéndolas en refrigeración, ya que a temperatura ambiente pueden llegar a fermentarse, acelerando su deterioro. Igualmente, resulta conveniente guardarlas sin lavar, para una mejor conservación.

Además, se utilizan formando parte de determinadas recetas de cocina y en la elaboración de diferentes bebidas alcohólicas, como el vino, y no alcohólicas, como el mosto y el vinagre. Cuando se deja secar la fruta se transforma en un fruto seco muy dulce y sabroso, conocido con el nombre de uva pasa, la cual comparte muchas propiedades de la uva fresca.

Así pues, su consumo de forma regular resulta especialmente recomendable para ser incluidas en nuestra dieta, ya que contiene sustancias con propiedades beneficiosas para la salud, como son: antocianos, flavonoides y taninos. La composición nutricional media por cada 100 gramos de uva es la siguiente:

General:

  • Agua: 80.5 g
  • Energía: 71 kcal
  • Grasas: 0.58 g
  • Proteínas: 0.66 g
  • Hidratos de carbono: 17.7 g
  • Fibra: 1 g

Minerales:

  • Potasio: 185 mg
  • Sodio: 2 mg
  • Fósforo: 13 mg
  • Calcio: 11 mg
  • Magnesio: 3 mg
  • Hierro: 0.26 mg
  • Zinc: 0.05 mg

Vitaminas:

  • Vitamina C: 10.8 mg
  • Vitamina B1: 0.092 mg
  • Vitamina B2: 0.057 mg
  • Vitamina B6: 0.110 mg
  • Vitamina A: 73 IU
  • Vitamina E: 0.7 mg
  • Folacina: 4 mg
  • Niacina: 0.3 mg

Publicidad

Propiedades y Beneficios

Una vez vistas las numerosas sustancias que pueden aportar beneficios a la salud de quien las consume, vamos a describirlos a continuación.

– Previenen la anemia, además de fortalecer el sistema inmunológico debido a su contenido en hierro, un mineral importante.

– Alivian el cansancio y la fatiga, por el fósforo que contienen.

– Previenen la osteoporosis y los calambres musculares, por el calcio que presentan, ya que es otro mineral importante para nuestro organismo.

– Ayudan a desintoxicar el organismo y depurar el hígado, es por eso que hay dietas de desintoxicación que consisten en ingerir uvas frescas durante un par de días, aunque siempre es conveniente realizarlas bajo la supervisión de un experto.

– Contrarrestan las situaciones de estrés, gracias a sus antioxidantes que combaten así los radicales libres.

– Favorecen la visión, por su altísimo contenido en antioxidantes naturales, que ayudan a prevenir y retrasar la evolución de la degeneración macular, que causa la oxidación de la retina, la cual provoca una pérdida de nitidez y de agudeza visual. Por tanto, resulta muy útil para quienes trabajan largas horas delante de la pantalla del ordenador. También ayudan en la prevención de las cataratas.

– Reducen la hipertensión arterial debido a su contenido en flavonoides, que ejercen un efecto protector y ayudan a disminuir la tensión arterial alta. Diferentes estudios científicos han constatado que consumir uvas rojas con regularidad ayuda a reducir el riesgo de hipertensión arterial y de enfermedades cardíacas.

– Previenen enfermedades cardiovasculares, como consecuencia de su alto contenido en polifenoles, que activan las células endoteliales, produciendo óxido nítrico, el cual favorece una mejor circulación, ayudando de este modo a cuidar el estado de los vasos sanguíneos y a reducir los niveles altos de colesterol. Aunque es preciso señalar que, según los especialistas, no todas las cepas poseen la cantidad suficiente de polifenoles para desempeñar su papel cardioprotector.

– Ayudan al cuidado de la piel. Las cualidades de las uvas no solo las encontramos de forma interna para nuestro organismo, sino también de forma externa. De hecho, al ser ricas en antioxidantes naturales ayudan a combatir los efectos negativos de los radicales libres que intervienen de forma decisiva en el envejecimiento. También aportan beneficios hidratantes y protectores de la piel, además de ayudar en caso de problemas como dermatitis, sinusitis, etc.

– Sus semillas también aportan beneficios, al ser ricas en ácidos grasos esenciales, antioxidantes y bioflavonoides, entre otras sustancias. El aceite que se extrae de su semilla es reconocido por mantener el cabello protegido contra el calor y las agresiones del medio ambiente.

Publicidad

Por último, es responsable advertir que, a pesar de todos los beneficios que aporta, su consumo debe ser moderado, ya que puede provocar un efecto laxante. Finalmente, puede ocasionar algunas contraindicaciones en algunos casos concretos, los cuales exponemos:

  • Las personas que son alérgicas a los componentes de las uvas deben tener cuidado con su reacción, la cual puede manifestarse con dolor de estómago, vómitos, cefaleas y/o boca seca, entre otros síntomas.
  • Puede interferir con algunos fármacos, como los que van dirigidos al hígado y a la coagulación sanguínea, ya que pueden acentuar su efecto. Siempre es bueno consultarlo con el médico.
  • Precaución en los casos de diabetes, ya que son fuente de carbohidratos y, por tanto, azúcares, por lo que deben consumirse con moderación.
  • Tampoco se recomienda comerlas en exceso si se padecen cálculos renales.

Como hemos podido comprobar, el hecho de consumir uvas supone, además de un placer por su sabor y frescura, un gran número de beneficios para nuestro cuerpo, siempre que no seamos alérgicos o tengamos alguna afección asociada a su consumo.

Related Posts
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *