La papaya, una fruta sabrosa y medicinal

0
Share

Introducción

La papaya (Carica papaya) es una fruta tropical originaria de América Central, cuyo sabor y propiedades nutritivas han hecho que cada vez sea más apreciada por los consumidores, cultivándose por todo el mundo. Pertenece a la familia de las Caricáceas y su origen se remonta muchos siglos atrás, antes de la llegada de los exploradores españoles a América. Los nativos descubrieron que podían comer grandes cantidades de alimentos sin sufrir trastornos digestivos, siempre que terminaran sus comidas con esta fruta (Ariza et al., 2005), lo cual se debe a su contenido en papaína, una poderosa enzima que degrada rápidamente las proteínas, pectinas y ciertos azúcares y grasas, lo que favorece la digestión y disminuye afecciones como gastritis, colitis y estreñimiento. Además, tiene muchos más efectos positivos para nuestra salud.

Composición nutricional

Esta fruta posee un agradable sabor, dulce y aromático, pero lo mejor de todo es que presenta un amplio contenido de nutrientes que resultan muy beneficiosos para el organismo. Por ejemplo, con media papaya al día se cubren casi el doble de las necesidades de vitamina C y la cuarta parte de provitamina A en forma de beta-caroteno. También se satisface cerca del 40 % del aporte de ácido fólico y casi el 20 % de vitamina E. Además, la papaya contiene carotenoides (Rivera-Pastrana et al., 2010) y es rica en potasio, con cantidades considerables de calcio, hierro, fósforo, sodio, magnesio y zinc (Oloyede, 2005).

Entrando en la composición nutricional de la papaya, por cada 100 g de producto, se aporta:

  • Energía: 39 kcal
  • Agua: 89 g
  • Hidratos carbono: 7.1 g
  • Fibra: 1.9 g
  • Grasas: 0.1 g
  • Proteínas: 0.6 g

  • Potasio: 227 mg
  • Calcio: 24 mg
  • Magnesio: 11 mg
  • Fósforo: 5 mg
  • Sodio: 3 mg
  • Hierro: 0.4 mg
  • Yodo: 1 mg
  • Zinc: 0.16 mg

  • A: 152.5 µg
  • Ac. Fólico: 38 µg
  • B1 Tiamina: 0.03 mg
  • B2 Riboflavina: 0.04 mg
  • B6 Piridoxina: 0.03 mg
  • C: 68 mg
  • Carotenoides: 165 µg

  • Alanina: 11.5 mg
  • Arginina: 8.2 mg
  • Ac. Aspártico: 40 mg
  • Ac. Glutámico: 27 mg
  • Fenilalanina: 7.4 mg
  • Glicina: 15 mg
  • Histidina: 4.1 mg
  • Isoleucina: 6.6 mg
  • Leucina: 13 mg
  • Lisina: 20.5 mg
  • Metionina: 1.6 mg
  • Prolina: 8.2 mg
  • Serina: 12.3 mg
  • Tirosina: 4.1 mg
  • Treonina: 9 mg
  • Triptófano: 6.6 mg
  • Valina: 8.2 mg

Propiedades beneficiosas para la salud

ntre las múltiples propiedades que presenta esta fruta para mejorar nuestra salud se pueden destacar las siguientes:

– Favorece la digestión. La presencia de una enzima llamada papaína ayuda en la descomposición de las proteínas y otros compuestos, como pectinas, azúcares y grasas, facilitando la digestión de los alimentos. Otras afecciones digestivas que ayuda a aliviar son las relacionadas con un déficit de secreciones gastroduodenales y pancreáticas, además de gastritis, hernia de hiato o acidez, entre otras. De este modo, es conocido por ser un remedio casero y natural, para problemas relacionados con la digestión o el estreñimiento, un zumo de papaya.

– Reduce los niveles de colesterol malo. Su alto contenido en antioxidantes, fibra y vitamina C, hace que éstos actúen contra la acumulación de colesterol en las arterias, evitando problemas cardiovasculares. Asimismo, los flavonoides presentes en la papaya actúan en contra de la oxidación del colesterol LDL.

– Previene la diabetes. Numerosas investigaciones han concluido que el consumo en crudo de esta fruta puede ayudar a mantener estable el nivel de azúcar en la sangre, evitando la hiperglucemia, lo que sería importante para la prevención de la diabetes. Según un estudio llevado a cabo por el Centro de Excelencia para la Investigación Biomédica y de Biomateriales de la Universidad de Mauricio, la papaya fermentada es un elemento preventivo para la diabetes. En algunos países, incluso, se utilizan sus flores en diferentes platos culinarios por su poder preventivo contra esta enfermedad.

– Ayuda contra el cáncer. Sus antioxidantes ayudan a reducir los radicales libres que contribuyen al desarrollo de esta enfermedad, ya que el licopeno que contiene reduce el riesgo de padecer cáncer. Por otra parte, algunas investigaciones también han encontrado que esta fruta es eficaz contra el cáncer de mama y el cáncer de páncreas. De hecho, un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Florida comprobó que el extracto de hoja de papaya tiene efectos anticarcinógenos. Por eso, resulta ciertamente asombroso que se utilice para el tratamiento de los tumores en lugares tan distintos como Australia y México. También se emplea, actualmente, en forma de terapia enzimática, para reducir los efectos secundarios de la radioterapia y la quimioterapia.

– Mejora la salud de la piel. El beta-caroteno que contiene juega un papel fundamental en el mantenimiento de la piel y las mucosas, además de facilitar la síntesis de melanina, la cual es clave para proteger la piel de la radiación solar y conseguir un tono saludable. Así pues, funciona como agente revitalizante, siendo utilizada en muchos cosméticos. Igualmente, se usa de forma casera en mascarillas, ya que elimina las células muertas y purifica la piel. Otros trastornos cutáneos que pueden ser aliviados son las quemaduras solares, la piel irritada o el eccema.

– Propiedades antiinflamatorias. Las enzimas presentes en las papayas, especialmente la papaína y la quimopapaína, reducen la inflamación en diferentes partes del cuerpo, siendo aprovechada en tratamientos de uso interno para combatir la amigdalitis, la faringitis, la artritis o la gota, y de uso externo, en heridas, hematomas o picaduras.

– Refuerza el sistema inmunológico. Por ser fuente de vitamina A, B, C y K, es beneficiosa para el sistema inmunitario, además de favorecer el crecimiento de los tejidos corporales, incluyendo el cabello y la piel. También, ayuda en el mantenimiento del colágeno, la proteína estructural de los tejidos conectivos.

– Combate la artritis. El consumo regular durante un periodo prolongado parece ser efectivo para mantener un cierto control sobre la artritis y otros dolores, al tener un notable contenido en minerales como el calcio, el potasio, el magnesio, etc. 

– Mejora las funciones cardiovasculares. Las semillas de papaya son buenas para tener un corazón sano, al contener tres poderosas vitaminas antioxidantes, como son la vitamina A, vitamina C y vitamina E. De esta forma, la papaya mejora la salud cardiovascular y reduce el riesgo de sufrir problemas cardíacos. 

– Mejora la visión. Concretamente, previene la degeneración macular, donde las células oculares se degradan, ocasionando una visión borrosa, incluso ceguera. Algunos estudios sugieren que la papaya puede ser beneficiosa para prevenir este daño ocular gracias a su alto contenido en beta-caroteno. Según un estudio publicado en Archives of Ophthalmology, el consumo de 3 o más porciones diarias de fruta o verdura con este componente (papaya o zanahoria) pueden disminuir el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad.

– Previene las infecciones. La papaya previene las infecciones del intestino, principalmente.

Contraindicaciones

A pesar de ser una fruta natural, con cualidades saludables, la papaya puede presentar algunas contraindicaciones que deben tenerse en cuenta cuando se consuman. Son las siguientes:

  • Durante el embarazo, se ha demostrado que la papaína en grandes cantidades, puede provocar contracciones uterinas.
  • La piel de la papaya contiene látex, igual que sucede con otras plantas tropicales, como el kiwi o el aguacate, pudiendo producir reacciones adversas en personas alérgicas al látex.
  • Las semillas son tóxicas, ya que contienen una enzima llamada carpina, que puede llegar a adormecer los nervios y provocar parálisis en los casos más graves.
  • En caso de diarrea, no debe tomarse esta fruta, ya que provoca un ligero efecto laxante.

Por tanto, hay que tener cuidado al consumir demasiada cantidad de esta fruta y, especialmente, si el consumidor se encuentra en alguno de los casos descritos anteriormente. Por otra parte, todos los beneficios vistos para la salud hacen que la papaya resulte adecuada para casi todo el mundo, principalmente para personas mayores, niños en edad de crecimiento, mujeres lactantes y fumadores, entre otros.

Related Posts