Polinización y partenocarpia en citricultura

0
Share

Los cítricos se caracterizan por presentar flores hermafroditas (20-40 estambres y estigma húmedo) en las que el cuajado se produce a través de:

  • Fecundación en variedades autocompatibles.
  • Partenocarpia en variedades autoincompatibles y estériles.

Puede estar producida por factores ambientales pero es la esterilidad de origen genético, gamética (ginoesterilidad o androesterilidad (ej. Mandarina satsuma o Naranja dulce Navel)), homogenética (autoincompatibilidad o incompatibilidad de cruce (entre frutales del mismo cultivar)) o citológica (alteraciones cromosómicas) la principal responsable de esta alternativa a la fecundación.

  • Polinización en variedades autoincompatibles

Según las diferentes fuentes de información, existen contradicciones en cuanto a la influencia de las abejas en la polinización de cítricos, ya sea porque son autofértiles o porque producen frutos partenocárpicos. Sin embargo, resulta indiscutible que su uso tiene un efecto positivo tanto sobre la calidad, como sobre la cantidad de frutos.

Según diferentes estudios realizados, la polinización cruzada con abejas (Apis mellifera) aumenta la producción en variedades autoincompatibles, tal y como se puede observar a continuación en la Tabla 1. En este caso se optó por este polinizador pero se puede recurrir o complementar la actuación con otros agentes polinizadores del orden himenóptero tales como el abejorro negro o diferentes avispas de los géneros Ichneumonidae o Vespidae.

Variedad Δ Producción

(%)

Hamlin 37
Natal 16
Pera río 15
Valencia 14

Tabla 1 – Efecto de la polinización con abejas (Apis mellifera) en la producción de algunas variedades de naranja (Fuente: Producción Apícola).

Por tanto, si se extrapolan estos datos, aunque se trate de cultivos frutales que no requieran de polinización cruzada, resulta de gran interés su práctica debido al claro aumento de producción, además de otros beneficios que se derivan de la misma. A continuación, en la Tabla 2, se aporta información acerca de los resultados productivos obtenidos en función del número de colmenas utilizado por unidad de superficie.

 

Distancia de colmenas Δ Producción

(%)

Sin colmenas 0
Colmenas dentro del cultivo 43
Colmenas a 150 metros 29
Colmenas a 350 metros 14

Tabla 2 – Incremento de la producción en algunas variedades de naranja con respecto a la distancia de las colmenas (Fuente: Couto y Malerbo).

Consecuentemente se deduce que conviene introducir en la parcela colmenas. El número de colmenas recomendado para cultivos cítricos es de 2 colmenas por hectárea.

Otras fuentes afirman que (Manual de polinización apícola):

En limón, la polinización con abejas incrementa la producción y  mejora la calidad del fruto, existiendo diferencias comprendidas entre el 10-42%.

En híbridos y mandarina la polinización consigue hasta 16 veces más rendimiento.

Influencia de la polinización en los frutos

  Variedades Polinización con

Apis mellifera

Peso Ombligona + 17.74%
Valencia + 20.41%
En general + 26.24%
Calibre Ombligona + 6.00%
Valencia + 7.97%
Intensidad Color Ombligona + 33.94%
Valencia + 33.94%
Grosor epidermis Ombligona + 36.65%
Valencia + 5.64%
Altura del fruto* Ombligona – 8.06%
Valencia + 27.76%
Grados Brix En general + 5.79%

* El parámetro “altura del fruto” varía según la variedad, independientemente de la existencia de polinización. El objetivo es la obtención de frutos no alargados.

Tabla 3 – Evaluación de la introducción de colmenas en cultivares cítricos de las variedades Ombligona y Valencia (Yolian León, 2006).

Se puede deducir por tanto de los datos expuestos que con la polinización se consiguen frutos de mayor calibre y peso, en tanto que las semillas que contienen también son mayores, lo cual está directamente correlacionado. Al mismo tiempo, como la polinización favorece el correcto cuajado de los frutos, su conformación también es mejor, disminuyendo por lo general el desarrollo longitudinal de los mismos. En cuanto al contenido de sólidos disueltos también resulta favorecido si se lleva a cabo la polinización cruzada.

Otros parámetros a destacar porque determinan la calidad de los frutos obtenidos son los siguientes:

  • El número de semillas que presentan los frutos aumenta si existe polinización cruzada. Esta característica es discutible, en tanto que en función de la especie, variedad e incluso país de destino, la ausencia de semillas es uno de los parámetros más importantes en cítricos. Por esta razón, en algunos cultivares de mandarina se recurre a la protección del mismo bajo invernadero de malla o mallasombra. De este modo, se evita la polinización y posterior aparición de semillas en el fruto.
  • El porcentaje de zumo es mayor en frutos no polinizados, lo cual supone un problema, ya que el contenido de jugo de un fruto cítrico es fundamental.
  • El grosor de la pulpa y el amarre del fruto es mayor en frutos polinizados. De este modo, aumenta la producción en tanto que el número de frutos cuajados que completan su desarrollo en el frutal es mayor.
  • La polinización favorece la uniformidad del período en el que los frutos maduran posibilitando la concentración de la cosecha.

Por último, comentar que la influencia que ejerce la presencia o ausencia de semillas en los frutos está relacionada con el contenido de éstas en hormonas y sustancias de crecimiento. Cabe citar las siguientes hormonas (Yolian León, 2006):

  • Citoquininas: Aparecen unos días después de la polinización hasta que alcanzan la madurez.
  • Giberelinas: Intervienen en el crecimiento de las células, en la inhibición de la inducción floral, en el cuajado partenocárpico de algunas variedades, en la atracción de algunos elementos nutritivos y en la acumulación de reservas y crecimiento de los frutos.
  • Auxinas: Intervienen en la regulación de la división celular y la formación del fruto, estimulando al mismo tiempo la maduración al igual que lo hacen las giberelinas.
Related Posts