23/11/2022

Revista InfoAgro México

Toda la agricultura, ahora en tus manos

¿Qué propiedades beneficiosas tiene la coliflor para la salud?

¿Qué propiedades beneficiosas tiene la coliflor para la salud?

1.- Introducción

2.-Composición nutricional

  1. Propiedades saludables
  1. Introducción

La coliflor es un alimento no demasiado apreciado entre la población, especialmente por los jóvenes, ya que no desprende buen olor cuando se está cociendo, suele causar gases intestinales y alguna otra cosa poco deseable. Sin embargo, esta crucífera, igual que las demás, ofrece al organismo una serie de beneficios que hacen que nuestra salud sea mejor. Por tanto, es muy recomendable incluir esta hortaliza en la dieta, aunque sea algún día suelto, ya que nos aportará un conjunto de propiedades saludables que nos facilitará la vida.

(Propiedades y beneficios de la coliflor, 2021)
  1. Composición nutricional

Es importante conocer las sustancias que contienen los alimentos que ingerimos. Por ello, se muestran a continuación, los componentes existentes en la coliflor. Las cantidades expuestas hacen referencia a 100 g de porción comestible (Moreiras et al., 2013):

– General:

  • Energía (kcal): 27
  • Proteína (g): 2.2
  • Carbohidratos (g): 3.1
  • Fibra alimentaria (g): 2.1
  • Lípidos totales (g): 0.2
  • G. saturados (g): 0.05
  • G. monoinsaturados (g): 0.02
  • G. poliinsaturados (g): 0.1
  • Agua (g): 92.4

 

– Minerales:

  • Potasio (mg): 350
  • Calcio (mg): 22
  • Fósforo (mg): 60
  • Magnesio (mg): 16
  • Sodio (mg): 8
  • Hierro (mg): 1.1
  • Zinc (mg): 0.3
  • Cobre (μg): 30
  • Selenio (μg): 0.6

 

– Vitaminas:

  • Tiamina B1 (mg): 0,12
  • Riboflavina B2 (mg): 0,10
  • Piridoxina B6 (mg): 0.2
  • Vitamina C (mg): 67
  • Vitamina E (mg): 0.2
  • Niacina (mg): 1.3
  • Ácido fólico total (μg): 69
  1. Propiedades saludables

Debido a sus buenas cualidades nutricionales, esta crucífera ha sido objeto de estudio científico desde hace años, dando como resultado numerosos datos que confirman sus excelentes propiedades para la salud del que las consume. Algunas de las más destacadas son:

  • Estupenda fuente de vitaminas y minerales. Por ello, se constituye como un alimento con un perfil nutricional muy completo, al poseer muy pocas calorías, a la vez de ofrecer un alto aporte vitamínico y mineral, con los beneficios que estas sustancias generan a nuestro organismo.
  • Contiene fibra. Su contenido en ésta representa el 10 % de las necesidades diarias. Es preciso destacar que la fibra es importante porque sirve de alimento a las bacterias intestinales que son beneficiosas, ayudando de este modo a prevenir inflamaciones y mejorando la digestión. Por tanto, consumir una cantidad adecuada de fibra puede ayudar a prevenir enfermedades intestinales como pueden ser las diarreas, la diverticulitis o la inflamación crónica del intestino (Slavin, 2013). Otras de las bondades del consumo de vegetales ricos en fibra se relacionan con una posible disminución del riesgo de padecer enfermedades coronarias (Slavin, 2012), así como cáncer (Bradbury, 2014). También se sabe que la fibra juega un papel importante a la hora de prevenir la obesidad, ya que genera sensación de saciedad, lo que hace que se reduzca la cantidad de alimento ingerido (Lattimer y Haub, 2010).
  • Fuente de antioxidantes. Estos compuestos son los encargados de proteger a nuestras células de los radicales libres, evitando que sean afectadas negativamente. La coliflor, igual que el resto de crucíferas, posee una buena cantidad de glucosinolatos e isotiocianatos, que son dos antioxidantes que pueden ayudar a detener el crecimiento de las células cancerígenas (Razis, 2013). En ensayos de laboratorio, estos antioxidantes han demostrado ser ciertamente eficaces frente a distintos tipos de cáncer, como los de colon, de pulmón, de mama o de próstata (Higdon et al., 2007). Además, los carotenoides y flavonoides que contiene pueden igualmente tener efectos anticancerígenos, reduciendo así el riesgo de otras enfermedades (Fiedor, 2014; Kozlowska, 2014).
  • Contiene colina. La coliflor y el brócoli son buenas fuentes de este nutriente. Los 45 mg (por cada 100 g) que posee de esta sustancia representa el 11 % de la CDR para las mujeres y el 8 % para los hombres. Se trata de un componente necesario en el organismo, ya que en presencia de vitamina C y de calcio, ayuda al hígado a expulsar la grasa, evitando así que la acumule, entre otras de sus funciones. Asimismo, juega un papel importante en el desarrollo de las células cerebrales (Sanders, 2007). De hecho, un déficit de colina puede suponer un mayor riesgo de padecer enfermedades hepáticas y desórdenes neurológicos como la demencia o el Alzheimer (Wood, 1982; Zeisel, 2009).
  • Ayuda a perder peso. Es un alimento idóneo para dietas de reducción y control del peso debido a razones como, por ejemplo, su bajo contenido calórico, ya que solamente aporta 27 kcal (por cada 100 g), pudiendo consumir una buena ración sin miedo a superar el límite de calorías, aunque hay que tener cuidado con los efectos indeseados si se abusa, como la generación de gases en el sistema digestivo. Además, contiene fibra, como ya se ha mencionado, ayudando a la digestión y a la sensación de saciedad. Todo esto, unido a su gran contenido en agua (alrededor del 92 %) la hace muy apropiada para la pérdida de peso (Stelmach-Mardas, 2016).
  • Contiene sulforafanos. Otro antioxidante que ha suscitado mucho interés, debido a la capacidad que ha demostrado en varios estudios de evitar el desarrollo de células cancerígenas, así como la destrucción de las células dañadas. Actualmente, podría considerarse uno de los mejores protectores frente a distintos tipos de cáncer, como el de colon o el de próstata, además de otros como el de mama, de piel, de páncreas o la leucemia (Clarke, 2008). Igualmente, ofrecen otros beneficios tales como combatir las enfermedades coronarias, reducir la presión arterial y disminuir las complicaciones derivadas de la diabetes (Yang, 2015).
  • Sustituto de otros alimentos más calóricos. La coliflor contiene un mínimo contenido en carbohidratos, solamente 3 g de bajo índice glucémico por cada 100 g consumidos, además de aportar muy pocas calorías, como ya se ha mencionado. Por ello, puede emplearse en la alimentación como un excelente sustituto de otros alimentos que engordan más, como sucede con las pastas, los arroces y las harinas, entre otros.

 

Como se ha podido comprobar, el consumo de coliflor va a traer algunos beneficios a nuestra salud, no solamente de tipo estético, al aportar pocas calorías, fibra, agua y antioxidantes, que ayudarán a la pérdida de peso, sino también a prevenir un montón de enfermedades, algunas de las cuales son muy temidas e indeseables, como sucede con los distintos tipos de cáncer, afecciones del corazón, del sistema nervioso o del sistema digestivo, entre otras.